Buscanos en las redes

Policiales

La razón de vivir: los audios que comprometerían al Teto Medina

Publicado

el

Comparte esta nota

Madre: Puede ser que Uds… el Teto Medina.. ¿haya estado ahí? Porque a mí me suena.
Zelaya: El Teto Medina trabaja para mí. Correcto.
Madre: Le mandé mensajes a él. Pero, bueno, no me los contestó.
Zelaya: Nosotros justo ahora estamos yendo a buscar a un chico al domicilio. Un chico que el Teto Medina sugirió una internación.

La escucha telefónica es una de las pruebas que posee la Justicia. En las últimas horas, la Policía detuvo a 17 personas involucradas directa o indirectamente en la organización La Razón de Vivir. Se hicieron 21 allanamientos en los distritos de Florencio Varela, Berazategui, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, La Matanza, Quilmes y Lomas de Zamora. Se investiga una presunta asociación ilícita a través de la cual las familias, cuyos parientes tenían problemas de adicción a las drogas, pagaban una alta cuota mensual para costear el tratamiento clínico y terapeútico que ofrecía la organización La Razón de Vivir.

“Tienen que dejar 30 mil pesos y 5 mil la inscripción”, dice Mariano Torchia, un ex efectivo de la Policía Federal Argentina, en una de las escuchas telefónicas hablando sobre el dinero que tiene que aportar una de las familias para continuar el tratamiento de uno de sus hijos. Torchia también está detenido.

Más del elevado costo mensual que pagaban los familiares de las víctimas, el fiscal Daniel Ichazo comprobó que los internados “no recibían ningún tipo de tratamiento, ni tampoco contraprestación por sus tareas o trabajos” sino que “debían autogestionarse los servicios y los insumos”.

“Tenían que salir a mendigar leña para la calefacción, mendigar dinero en la vía pública y hasta cocinar alimentos de baja calidad que les provenían. Los de alta calidad eran consumidos por los miembros de la organización”, resume el dictamen fiscal.

Al menos declararon ya ocho personas que dieron cuenta de los padecimientos que se vivían en el interior de La Razón de Vivir. “Los internados eran obligados a dormir al a intemperie con roedores, los capturaban cuando lograban huir de las sedes centrales y los privaban de su atención básica y medicamentos”, señaló uno de los investigadores.

Uno de los denunciantes declaró que jamás lo atendieron ni le suministraron los medicamentos para el tratamiento de su enfermedad: HIV. “Vos sos fuerte, no necesitas eso”, le habría justificado Zelaya a cargo de La Razón de Vivir.

Para los investigadores, Néstor Zelaya lideraba la organización. El “Teto” Medina, quien está previsto que sea indagado hoy, era el que realizaba “la cobertura mediática para simular que la asociación tenía una actividad lícita, captar así más víctimas y perpetuar su impunidad a lo largo del tiempo y proveer material multimedia en redes sociales”. Además, hay una mujer policía de Florenio Varela que atemorizaba a los internados con falsos operativos en la casas de su familias si se escapaban de la institución. Y, por último, quedaron detenidas dos mujeres que declaraban ser “psicólogas” cuando “no tenían título universitario ni tampoco autorización correspondiente”.

Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: