Buscanos en las redes

Sociedad

Los ministros de Educación argentinos duran menos que el promedio regional

Publicado

el

Comparte esta nota

Apenas un par de días le tomó al gobierno de San Luis despedir a la ministra de Educación que se había filmado después de fumar marihuana. Poco se sabe acerca de los proyectos educativos que tenía y si su reemplazante los continuará. Pero sí que el primer reflejo del gobierno provincial, tras la viralización del video, fue desplazarla.

El de Natalia Spinuzza no es un caso aislado. A nivel nacional, los ministros de Educación también duran poco. Desde el retorno de la democracia, la Argentina tuvo 18 ministros y la duración promedio fue 1,9 años. Es inferior al promedio latinoamericano, que ronda los 2,3 años. Los especialistas dicen que esto no contribuye a la continuidad de las políticas públicas y a la consolidación de la educación como política de Estado.

Pero hay más señales que muestran que la educación no está entre las prioridades políticas. En el mismo período, desde octubre de 1983, la cartera cambió de nombre siete veces, la última fue el pasado 3 de septiembre, cuando absorbió las áreas de Ciencia y Cultura y pasó a llamarse Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. En el actual gobierno ya se había llamado Ministerio de Educación y Deportes y Ministerio de Educación (a secas). Cada uno de estos cambios implica modificaciones en los organigramas y las políticas que se privilegian.

Los datos surgen de un relevamiento hecho por el Observatorio Argentinos por la Educación, que por su especialidad puso el ojo en lo que pasa en la cartera educativa. Pero la poca duración de ministros abarca a otras carteras, y puede explicarse por la inestabilidad propia de la política argentina. El informe muestra que los ministerios de Economía, Defensa y Salud tuvieron aún más rotación de ministros, mientras que los de Relaciones Exteriores y Justicia duraron más: en promedio, 2,3 años.

Hay más datos de interés, como que el ministro de mayor permanencia en el cargo fue Alberto Sileoni (julio de 2009 – diciembre de 2015), con 6 años y medio de gestión; las presidencias con mayor rotación de ministros fueron la de Raúl Alfonsín (4 ministros en 5 años y medio) y la de Fernando de la Rúa (3 ministros en 2 años). Solo hubo dos mujeres en el cargo: Susana Decibe (1996-1999) y Graciela Giannettasio (2002-2003).

«??El tiempo es un factor importante, pero habría que poner también en la balanza con qué herramientas de gestión cuentan los ministros de Educación en relación con otros ministros. Por ejemplo comparar la calidad de la información para tomar decisiones, o la existencia de normativa que los habilite a cambios fuertes»?, dice en el informe Inés Aguerrondo, socióloga especialista en educación.

Para Ignacio Ibarzábal, director del Observatorio Argentinos por la Educación, «??si bien la mayor duración de un ministro en el cargo no es garantía de mejores resultados educativos, sí resulta una condición favorable para implementar reformas y sostener la continuidad de las políticas»?.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: