Buscanos en las redes

Sociedad

Twitter suspendió la cuenta de Jack Sweeney que violaba la privacidad de Elon Musk

Publicado

el

Comparte esta nota

Se trata de la cuenta @ElonJet desde la cual se publicaba en tiempo real la ubicación de Elon Musk.

El magnate estadounidense Elon Musk, dueño de Twitter Tesla, denunció en redes sociales que un auto en el que viajaba su pequeño hijo, al que se refirió como “Lil X”, (pequeño X), cuyo nombre es “X Æ A-12″ y tiene dos años, fue perseguido en Los Ángeles, tras ser confundido con él, por lo que tomará acciones legales.

“Anoche, el automóvil que transportaba a Lil X en Los Ángeles fue seguido por un acosador loco (pensando que era yo), quien luego bloqueó el movimiento del automóvil”, escribió Musk en su cuenta en Twitter.

El multillinario aseguró que, “se están tomando acciones legales contra Sweeney y las organizaciones que apoyaron el daño a mi familia”.

En el tuit, Musk hacía referencia a Jack Sweeney, un estudiante y programador estadounidense, conocido por dirigir una cuenta de Twitter que se encargaba de rastrear y ofrecer información en tiempo real sobre la ubicación de los aviones privados de personas reconocidas, en particular el de Elon Musk y otros multimillonarios.

Además publicó un video en el que pide información sobre la persona que está en un vehículo relacionado al hecho, en el que se puede ver la patente.

El tuit de Elon Musk sobre la persecución contra Lil X El tuit de Elon Musk sobre la persecución contra Lil X

La denuncia vino horas después de que el dueño de Twitter suspendiera la cuenta @ElonJet que controlaba Sweeney, a pesar de que el maganate había dicho que no la bloquearía por su compromiso con la liberta de expresión.

La cuenta, creada por el joven estadounidense de 20 años, ganó tal popularidad en Twitter que el propio Musk, mucho tiempo antes de convertirse en el dueño de la red social, le había enviado mensajes privados a su creador para solicitarle que borre el perfil a cambio de 5.000 dólares.

“¿Qué tal 5.000 dólares para esta cuenta y para que, en general, me ayudes a hacer más difícil que los locos me rastreen?”, había sido el mensaje de Musk, a lo que Sweeney le respondió: “Suena factible, tanto lo de la cuenta como mi ayuda. ¿Hay alguna posibilidad de subirlo a 50.000 dólares?”. Tras ese intercambio de mensajes directos la conversación se terminó y @ElonJet siguió rastreando los vuelos del magnate por muchos meses más.

Pero todo terminó horas atrás, cuando Sweeney encontró que su cuenta estrella, la que lo hizo volverse conocido, había sido suspendida definitivamente de Twitter, la red social donde todo había comenzado.

“Bueno, parece que @ElonJet está suspendido”, dijo Sweeney en un tuit, al que completó minutos más tardes con la frase “Lo está”, dando la certeza de lo ocurrido.

Por supuesto que esto comenzó a generar muchas repercusiones en la propia red social del pajarito, algunos usuarios recordaron un tuit de Musk de comienzos de noviembre, ya siendo el nuevo dueño de Twitter, en el que escribió: “Mi compromiso con la libertad de expresión se extiende incluso a no prohibir la cuenta que sigue a mi avión, aunque eso es suponga un riesgo directo para mi seguridad personal”.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: