6.4 C
San Miguel de Tucumán

Para Bloomberg, el Peso argentino se consolida como la moneda más revalorizada en el mundo

El peso argentino ha ganado un 25 % de valor frente al dólar en los últimos tres meses, una cifra que supera a la de cualquiera de las otras 148 monedas

El peso argentino ha experimentado un aumento del 25 % en su valor frente al dólar en los últimos tres meses, atribuido al agresivo programa de ajuste fiscal implementado por el Gobierno del presidente Javier Milei. Este incremento supera el rendimiento de las otras 148 monedas que sigue Bloomberg.

Según la agencia, esta tendencia es sorprendente en un país donde la moneda parecía estar en constante depreciación. Sin embargo, se explica por las medidas tomadas por la administración libertaria para reducir el gasto público a niveles equivalentes al 4 % del producto interno bruto.

Las iniciativas gubernamentales han llevado a una disminución de la demanda en todos los niveles de la economía, incluida la demanda de dólares, y han contribuido al control de la inflación, que ronda el 300 % anualizado.

Aunque el mercado cambiario paralelo, conocido como dólar MEP, ha experimentado un aumento significativo, el mercado oficial de intercambio de divisas ha mantenido en gran medida la estabilidad del peso e incluso ha registrado valores a la baja.

Sin embargo, los analistas advierten que la política de peso fuerte conlleva riesgos considerables, como la recesión económica, el desempleo y las presiones sociales derivadas del ajuste económico.

También existe la posibilidad de que la inflación no disminuya tan rápidamente como espera el Gobierno, lo que podría aumentar el malestar entre los consumidores y afectar el valor del peso ajustado por la inflación, que ya alcanza el 72 %.

Los expertos señalan que, si bien el aumento en el valor del peso es positivo hasta cierto punto, podría desincentivar la exportación y el turismo internacional si la diferencia cambiaria no es favorable.

Por el momento, la confianza en el peso está en alza, lo que reduce la demanda interna de dólares y coincide con la liberalización de precios y la reducción de las presiones sobre la moneda nacional.

Notas recientes