Buscanos en las redes

Policiales

«No hagas la denuncia porque sos boleta vos y tu familia», le habrían dicho dos policías acusados por gatillo fácil a la madre de su víctima

Publicado

el

Comparte esta nota

Hoy, comenzó el juicio por el caso de Miguel Reyes Pérez y la madre de la víctima testificó contra Mauro Navarro y Gerardo Figueroa, los policías acusados.  

La audiencia por el caso Reyes Pérez se desarrolló en la Sala III Conclusional. Navarro y Figueroa están acusados por homicidio agravado. Durante el proceso, habló Ana Reales, la madre del joven de 25 años que fue víctima de gatillo fácil. La mujer respondió las preguntas que le hicieron las autoridades judiciales, sus palabras contenían una pesada mezcla de solemnidad, impotencia y congoja. 

Ana contó que, dos días después del hecho, dos policías con el casco puesto (que serían Navarro y Figueroa) se presentaron en su casa para amenazarla. «No hagas la denuncia porque sos boleta vos y tu familia». Eso le habrían dicho a esta mujer, quien tenía fresca la herida por la pérdida de su hijo. Además, esta madre dijo que los acusados perseguían a Miguel. «No lo dejaban caminar. Estuviera dónde estuviera, lo detenían, le pegaban y le decían que les lleve un celular o plata para que lo dejaran andar»

Las autoridades le preguntaron a Ana si su hijo había robado alguna vez y ella les dijo: «Si, ha robado para estos dos policías, Gerardo Figueroa y Mauro Navarro». Al decir eso, la mujer señaló a los acusados, quienes estaban presentes en la sala. Uno de ellos le hizo una mueca que parecería una sonrisa (por lo que dejó ver el barbijo), se inclinó hacia adelante en su asiento y le sostuvo la mirada por un largo instante. Por último, la mujer rogó: «Lo único que les pido señores jueces es justicia, es lo único que les pido»

Ana Reales, la madre de Miguel Reyes Pérez, pidió justicia por su hijo víctima de gatillo fácil.
Ana Reales, la madre de Miguel Reyes Pérez, pidió justicia por su hijo víctima de gatillo fácil.

El Caso

24 de diciembre de 2016. Barrio San Cayetano, San Miguel de Tucumán. En vísperas de nochebuena, hubo un robo cerca de la casa de Miguel Reyes Pérez. Miguel estaba en las cercanías tomando con unos amigos y, cuando volvía a su casa, lo interceptaron dos policías en el pasillo de entrada. Ambos conocían y, al parecer, acosaban a este joven que sufría de una adicción al paco. Los oficiales eran Mauro Navarro y Gerardo Figueroa, quienes prestaban servicio en la Comisaría 4°. 

Una vecina de Reyes relató cómo habría sido el hecho. Según ella, los dos agentes atraparon al joven por el robo que había sucedido a una cuadra. Figueroa le había dicho a Navarro «pegale, pegale». Navarro le habría disparado en la cabeza y, cuando la víctima intentó incorporarse, le habría pegado un culatazo. Nunca llegó la ambulancia y el joven fue trasladado en una camioneta de la policía. Lo llevaron al Hospital Padilla. Miguel Reyes Pérez agonizó durante 23 días y falleció el 16 de enero de 2017.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: