Buscanos en las redes

Sociedad

Mató a su marido y fue absuelta: "Estoy feliz por el fallo, era lo justo"

Publicado

el

Comparte esta nota

La mujer que fue absuelta por el crimen de su esposo al estancarse el juicio porque el jurado no logró un veredicto unánime y el fiscal retiró la acusación, dijo que está «feliz» con la resolución de la justicia porque era lo «justo», y aseguró que cometió el homicidio porque iba a ser «violada» y que era una «esclava» que padeció violencia de género.

Se trata de Claudia Jaquelina Cortéz (49), quien fue juzgada por el crimen de su esposo, Carlos Ernesto Pelayes (48), ocurrido en junio de 2018 en la ciudad  de Godoy Cruz. «Estoy feliz y en paz, no puedo pedir más. Era lo justo pero a esa altura (el momento de la lectura del fallo) me lo tuvo que decir mi abogada porque no me di ni cuenta. Sentí una felicidad tremenda», expresó esta tarde la mujer, durante una entrevista a Todo Noticias.

Cortéz aseguró que la noche del homicidio se defendió porque el hombre la «golpeó» y la intentó violar y que si no hubiese reaccionado de esa manea ella «estaría muerta».

«No quise hacerlo, fue una sola vez y con lo que tuve a mano, le pedí a mi hijo que llamara a la ambulancia y avisaran a los vecinos», relató la mujer. «No me di cuenta si se lo había clavado (el cuchillo) a él o a la ropa, nunca vi sangre, pensé que le estaba dando un paro cardíaco, solo quise auxiliarlo, nunca pensé que era para tanto».

Cortéz dijo que sus hijos de 24, 18 y 7 años la «apoyaron en todo momento» y que el menor de ellos presenció el momento del homicidio.

«Yo trabajaba todo el día y los chicos sabían de lo que pasaba pero escuchaban la situación cuando era muy fuerte. El del medio se metía y me defendía, lo sacaba al padre, mientras que el más grande se fue de la casa a los 18 años», contó. Además, recomendó a las personas que pasan por situaciones similares que «no lleguen» a lo que ella vivió porque «no está bueno», ya que lo llevará consigo misma «de por vida».

«Era una manipulación (por parte del fallecido) que fue creciendo de a poco, no me dejaba tener amigos, ni celular, también manipulaba para tener relaciones y todo era así», afirmó Cortéz. Añadió que Pelayes le «pedía perdón» y la «dejaba encerrada en su casa».

El hombre la agredía, entre otras cosas, «porque no le gustaba la vestimenta» y luego le «decía ‘te amo tanto que te quiero solo para mi, por el amor que te tengo'».

«Voy a seguir luchando y seguir para adelante, vuelvo a recomenzar, con mis hijos que me necesitan», concluyó la mujer, quien está bajo tratamiento oncológico.

Cortéz fue absuelta ayer cuando la presidente del jurado popular le informó al juez del Tribunal Penal Colegiado 3, Ezequiel Crivelli, que existían «posturas antagónicas» en el cuerpo compuesto por doce integrantes, por lo que el juicio debió declararse estancado, establecido por la norma en caso de no lograrse un veredicto unánime en un plazo razonable.

Ante esa situación, el magistrado le preguntó al fiscal en jefe de Homicidios Fernando Guzzo, si iba a continuar con el ejercicio de la acusación, ante lo cual el representante del ministerio público decidió no seguir ejerciendo la carga punitiva ni llevar la situación a un nuevo juicio.

Por este motivo, el juez Crivelli absolvió a la imputada, ordenó su inmediata libertad -estaba detenida con prisión domiciliaria- y la eximió de pagar costas. En sus palabras finales, antes de que el jurado pasara a debatir, la ahora absuelta aseguró en su defensa: «??»Estoy acá por tantas mujeres que están muertas por no haberse podido defender».

Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: