Buscanos en las redes

Sociedad

Juzgan a un hombre que acuchilló a su ex y mató a dos policías en el primer juicio por jurados de Mendoza

Publicado

el

Comparte esta nota

Una geógrafa (58 años), una estudiante de psicología (24), una empleada doméstica (56), una desocupada (21), un mecánico, (24), un pensionado (48), un empleado público (46) y una comerciante (72), son parte de la conformación del primer jurado popular de Mendoza. Está integrado por 12 ciudadanos titulares y cuatro suplentes, que no tenían ninguna experiencia previa con el estudio y análisis del Derecho. «Nadie puede ser declarado culpable de un hecho que no se haya comprobado que existió», les aconsejó el juez instructor Rafael Scott. Les pido que «valoren la prueba, que sean fieles a sus convicciones y que no se dejen influenciar». Y, en especial, que voten a «conciencia».

Expectantes, aunque algo nerviosos, los jurados populares -los primeros de la historia del poder judicial en Mendoza- escucharon con atención las instrucciones y la mecánica del juicio oral. En la sala de audiencias, que estaba colmada, nadie podía ingresar con celular y durante todo el juicio está prohibido que los jurados hablen de la causa con cualquier otra persona, aunque sea un familiar, fuera de los 12 que deben decidir la condena o absolución del acusado. Tampoco pueden usar las redes sociales ni hacer publicaciones relacionada con el juicio.Petean Mocoví, acusado del asesinato de dos policías, en el momento en el que lo detuvieron.

El próximo viernes, si se cumplen los plazos previstos para la presentación de prueba y alegatos, se espera la sentencia.

Los 12 vecinos deberán deliberar si por unanimidad absuelven o condenan a un imputado de intento de femicidio y homicidio de dos policías. Si no se ponen de acuerdo, el juicio se frena por jurados estancados y hay que volver a convocar a otro juicio. Si por segunda vez fracasa la audiencia popular, el acusado queda sobreseído porque no se ha podido declararlo culpable.

Comenzó este lunes, en Tribunales Provinciales, el juicio contra Sebastian Petean Pocovi, acusado de tentativa de femicidio (contra su ex pareja Carolina Sesen) y de doble homicidio de policías. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El acusado es el guía de montaña porteño Sebastián Petean Pocoví (34), detenido desde hace un año por el intento de femicidio de su expareja, Carolina Sesen (33), una joven ingeniera agrónoma que estaba embarazada de cinco meses, y por el asesinato de dos policías que iban a bordo de una moto, a los que atropelló cuando huía por una zona turística y la policía trató de detenerlo.

Comenzó este lunes, en Tribunales Provinciales, el juicio contra Sebastian Petean Pocovi, acusado de tentativa de femicidio (contra su ex pareja Carolina Sesen) y de doble homicidio de policías. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El sistema de juicio por jurados en Argentina ya se aplica en Buenos Aires, Córdoba y Neuquén; y fue aprobado en Chaco y Río Negro, aunque aún no comienzan. Este lunes debutó en Mendoza solo para casos de homicidios agravados, con penas de prisión perpetua.

Petean, que trabajaba como guía de montaña, será juzgado por tentativa de femicidio contra su expareja y del doble homicidio de los agentes Jorge Carlos Cussi (32) y Daniel Horacio Ríos Martínez (40), agravado por la condición de los funcionarios de seguridad. El hecho ocurrió el 25 de mayo de 2018, en plena siesta mendocina, cuando el hombre apuñaló en el abdomen, el brazo y la espalda a su mujer. Huyó en una camioneta Ford Ranger a toda velocidad, y cuando los dos policías intentaron detenerlo aceleró, los atropelló y los mató. Su descontrolada fuga terminó cuando perdió el control del vehículo, volcó y fue detenido. Su esposa fue operada y los médicos lograron salvar la vida de los bebés que engendraba. Hoy esas nenas, de 8 meses, se llaman Lara y Ema, llevan el apellido de su madre, ya que Petean duda de la paternidad.

En la primera audiencia, declaró Sesen y pidió que su exmarido saliera de la sala porque no quería verlo. La mujer relató ante los jurados el momento del ataque en su casa de Maipú, en el Gran Mendoza. «??Me gritaba que me iba a matar, a mí y las mellizas que llevaba en el vientre», recordó. Y contó que la discusión comenzó por los «celos enfermizos» de él. «Decía que las nenas no eran suyas. Estaba paranoico y hasta me acusó de salir con un primo de mi abuela, un hombre de 74 años con el que no tenía trato y acababa de llegar de visita desde Buenos Aires», reveló la mujer.

En el ataque también fue herida la perra de la familia, en el cráneo. » Solo recuerdo que mientras me apuñalaba, la perra ladraba y trataba de defenderme y también el animal fue víctima», contó. Dijo que también su mamá y su abuela fueron golpeadas por Petean. Cuando escucharon los gritos de Carolina, las mujeres corrieron a auxiliarla, debido a que estaban en una casa detrás de la suya. » Mientras yo estaba de espaldas en el piso, intentando proteger de sus puñaladas a mis bebés, él le pegó a mi madre y empujó a mi abuela»?, detalló. Después escapó ensueño camioneta y comenzó su raid de furia y violencia, que acabó con la muerte inmediata de los dos policías que atropelló.

Carolina aclaró que Petean Pocoví la celaba desde muchos meses antes del ataque, «??desde diciembre»?. Y que sabía que consumía marihuana, alcohol, pero no cocaína, que tenía las sustancias que aparecen en la acusación

El debate se centrará en dos cuestiones: si se trató de lesiones graves y una accidente por conducción imprudente o un crimen premeditado. Para el fiscal Fernando Guzzo: «Petean tuvo la intención de matar y era consciente de sus actos». Para la defensa, los abogados Agustín Magdalena y Cristian Leyton: «se trató de lesiones graves agravadas por el vínculo en condición de violencia de género, y por un homicidio culposo – sin intención- con conducción imprudente de un vehículo por el consumo de estupefacientes». La última palabra la tendrán el mecánico, la empleada, la profesional y cada uno de los jurados, protagonistas centrales de este juicio.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: