Buscanos en las redes

Sociedad

Gustavo Carlino: «Si Barrera no me hace caso y se aparta de los imputados, puede ser condenado»

Publicado

el

Comparte esta nota

Una clara distancia entre Nicolás Barrera y el resto de los imputados por el encubrimiento del crimen de Paulina Lebbos quedó evidenciada en las palabras de su abogado, Gustavo Carlino; que vaticinó que, si su defendido no se diferencia de los otros sospechosos, puede ser condenados con ellos.

«Barrera, cada día que pasa de audiencia y cada situación que se da, me dice ‘Gustavo, esto no lo conocía. Y yo le creo, le tengo que creer», dijo Carlino en una entrevista en el programa América Tucumán Noticias, que se transmite por América TV. «Yo le digo ‘acá ha situaciones que no podían ser desconocidas por vos’ y me dice ‘no las conocía'», contó Carlino.

Sin embargo, reconoció que aconseja a su cliente para que cambie su actitud y se aleje de sus antiguos compañeros de la Policía, también imputados por el encubrimiento del crimen. Consultado sobre si, ostentando el cargo de subjefe de Policía durante tantos años, su defendido no pudo averiguar sobre el homicidio, Carlino respondió: «hasta el día de hoy le hago esa pregunta».

«Yo a Barrera le digo ‘mirá Nicolás: si vos no discernís y no separás lo que fue el compañerismo, la camaradería y todo lo que compartieron con (el ex jefe de Policía, Hugo) Sánchez durante su paso por la escuela de oficiales de Policía, su función como jefe y subjefe…’ Si él no separa estas dos situaciones, yo le dije ‘este aluvión te va a arrastrar’. Hipotética o futuramente, puede ser condenado», relató Carlino.

«Entonces, si Barrera a mí no me hace caso y no cede a mis consejos y no se aparta de ese grupo de imputados; este aluvión, que se va a venir, puede tocarlo a él», remarcó. «?l tiene una oportunidad histórica para decirlo, en un juicio histórico que va a marcar un antes y un después en el Poder Judicial de Tucumán», señaló y agregó que en ese sentido lo viene aconsejando desde 2013, cuando asumió su defensa.

El letrado remarcó que su defendido, pese a ocupar el cargo de subjefe de Policía en los tiempos del crimen, no participó de maniobras de encubrimiento, aunque sí reconoció el mal accionar policial en el caso. «Así lo vengo marcando, él no va a hacer connivencia ni ningún tipo de pacto con ninguno de los imputados», anticipó.

El letrado aseguró que, de los 130 testigos que pasaron por el juicio, sólo uno complico a su defendido: Enrique García, ex comisario de Raco, condenado a cinco años de prisión por haber encubierto el crimen. «Un policía corrupto que le hizo mucho mal a la Policía de Tucumán, que hoy está cumpliendo una condena efectiva», analizó.

Carlino cargó las tintas no sólo contra los ex compañeros de la Policia de Barrera, sino contra el imputado por el homicidio, Roberto Gómez. También remarcó sus sospechas contra el llamado «grupo del Abasto», los jóvenes que salieron con Paulina la noche en que desapareció. Y en especial, arremetió contra César Soto, el novio de la víctima: «es un actor que no es ajeno al homicidio y lo probé y lo demostré. Yo pedí que se lo detenga por el crimen, no por el encubrimiento, sino por el homicidio».

Finalmente, confirmó la existencia de una suerte de pacto de silencio dentro de la Policía y un temor generalizado a declarar. «No tenga dudas, claro que sí hay obediencia debida, claro que sí hay un pacto de silencio y claro que hay miedo y hay temor. He visto testigos sentarse al frente y no decir una palabra. Tanto policías como civiles. Y para esos testigos pedí su detención y su procesamiento. Somos la parte que más detenciones y procesamientos pidió. Hemos marcado, procesalmente, una ubicación diametralmente opuesta a la de los otros imputados. No tenemos connivencia con ninguno», enfatizó Carlino.

Las audiencias por el juicio se reanudarán el próximo lunes. Entonces, se realizarán medidas de prueba y se resolverá un pedido de detención formulado por Carlino (y apoyado por la querella) contra Guillermo Aruto Polli, ex chofer del entonces jefe de Policía, acusado de mentir en que llevó a Sánchez a una fiesta en Raco la noche en que desapareció Paulina.

 

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: