Buscanos en las redes

Sociedad

Alertan sobre el avance de grupos que quieren frenar el progreso feminista y quitarles derechos a las mujeres

Publicado

el

Comparte esta nota

«El progreso puede ir hacia atrás. El progreso feminista se está atacando. Las mujeres enfrentan la discriminación y la desigualdad a diario, es la norma. Los derechos retroceden y los políticos ceden de manera vergonzosa. Estamos acá porque creemos en un futuro mejor y porque las mujeres se resisten a retroceder», afirmó Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, en la apertura del Women Deliver, la cumbre que por estos días reúne en Vancouver a 8.000 líderes, políticos y activistas de más de 160 países de todo el mundo.

«Falta mucho por hacer. Las mujeres ganan menos dinero, sufren mucha más violencia, las niñas aún deben luchar para ir a la escuela. Y hay derechos que se están poniendo en duda, como que una mujer pueda decidir qué hacer con su propio cuerpo«, agregó Trudeau. Sin decirlo, el primer ministro se refería a lo que está pasando en estos últimos meses en los Estados Unidos, donde en algunos estados del país volvió a prohibirse el aborto legal, un derecho que existe en el país desde 1973.

Trudeau fue más allá y habló de «sexismo, racismo, colonialismo»: «Las mujeres de color enfrentan aún más obstáculos, como las indígenas. Sabemos también que es hora de terminar con la violencia hacia las mujeres transgénero. La igualdad es para todas», dijo. Y habló de un plan de acción que planea su gobierno para «indígenas, homosexuales y grupos LGTB».

Pidió a los padres que compartan la crianza de sus hijos, que las mujeres ganen el mismo salario que los varones por las mismas tareas. «Los derechos de las mujeres son derechos humanos y esto debe ser en Canadá y en todo el mundo. No podemos quitar el pie del acelerador en este momento. Tenemos que generar una comunidad más inclusiva, tenemos que comprometernos para que el futuro sea más igualitario».

«La igualdad de género es necesaria en todo el mundo, se ha sectorizado a las mujeres «??siguió Trudeau, que fue hablando tanto en inglés como en francés»??. Hay que hacer esfuerzos consensuados para lograrlo. No se trata sólo de una cuestión de números sino de la diversidad de ideas. La diversidad es un hecho, pero la inclusión es una decisión». Al asumir como primer ministro, en 2015, Trudeau formó su gabinete con absoluta paridad: mitad mujeres, mitad varones. Cuando le preguntaron por qué lo hacía, dijo: «Porque estamos en 2015».

En la apertura, Katja Iversen, presidenta del Women Deliver, había agradecido a Canadá por la igualdad de género. «Somos 8000 personas de 165 países, y las conexiones por satélite suman cien mil participantes. Entre todos vamos a inspirar al mundo para mostrar el poder de la igualdad de género, para que se invierta en mujeres y niñas. Un mundo con igualdad de género es más sano, más rico, más pacífico. Todos salimos ganando. Y todos sabemos que hay muchos que se oponen, pero no vamos a permitirlo. No vamos a retroceder. Es hora de cambiar y usar el poder para el bien. Somos una fuerza que nadie puede parar».

Lyse Doucet, de BBC News, habla con la presidenta de Etiopía, Sahle Work-Zewde, junto a la activista ambiental Farwiza Farhan, durante un panel de la Conferencia Women Deliver 2019 (Reuters)

«El poder no te lo quieren dar, hay que tomarlo», afirmó Alaa Murabit, una joven médica de 30 años de las Naciones Unidas. «No podemos permitir que las mujeres no tengan decisión sobre su cuerpo. No podemos permitir que haya gente que se oponga al aborto. Debemos decirles que no». La médica fue ovacionada.

Pero quien se llevó todos los aplausos fue Natasha Mwansa, una adolescente de 18 años de la República de Zambia que se presentó como activista defensora de niñas, jóvenes y mujeres. «Nosotros los jóvenes necesitamos poder», empezó. Y se puso de pie para hablar. Lo hizo muy rápido, con firmeza: «Necesitamos dinero para los jóvenes. Si no se estudia no hay trabajo. Las niñas no deben tener que estar preocupadas una vez por mes. Nuestras propuestas deben llegar al parlamento. Deben invertir en los jóvenes».

Trudeau se puso de pie para aplaudirla. Y cerró el encuentro: «Hay que empoderar a los jóvenes y a las mujeres. Los que tienen poder deben empoderar a los que no tienen poder para que influyan en sus comunidades. Hay que darle poder a los activistas». El panel se llamaba «The power of us» (el poder de nosotros). El «us», «us», «us», fue coreado repetidas veces por la audiencia, 8.000 personas, prácticamente todas mujeres.

Vancouver, Canada. Enviada especial.

Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: