Buscanos en las redes

Sociedad

Piden la creación de un registro de curas denunciados y condenados por abuso sexual

Publicado

el

Comparte esta nota

Crear un registro público de sacerdotes acusados, denunciados o condenados por abuso sexual. Ese es uno de los varios propósitos que impulsa la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina a través de un comunicado oficial emitido apenas terminada la Cumbre para la protección de menores en la Iglesia que tuvo lugar en el Vaticano, encabezada por el Papa.

El comunicado de la red llega luego de que la Santa Sede organizara un encuentro para reflexionar sobre los abusos sexuales perpetrados por miembros de esa institución de los que han sido víctimas menores de edad. Durante el encuentro, distintos miembros del clero reconocieron haber minimizado, ocultado y hasta haber destruido archivos vinculados a esos abusos sexuales.

La Red de Sobrevivientes propone, entre otras medidas, que a nivel nacional se instrumente un registro de sacerdotes vinculados a causas de abuso sexual, a la vez que exige la apertura de archivos secretos vinculados a esas causas. A la vez, en ese mismo comunicado, la red insta a que se lleven a cabo causas judiciales que permitan reparar los daños y perjuicios ocasionados tanto por la Santa Sede como por el Estado, por no haber impedido que en su territorio se produjeran delitos de índole sexual por parte de miembros del clero. Es a ese mismo Estado que la Red de Sobrevivientes insta a dejar de otorgar privilegios a la Iglesia Católica, a través de subsidios y pagos de salarios a, por ejemplo, obispos.

«Esta Red propone a las personas de buena voluntad, víctimas y sobrevivientes del flagrante delito de abuso sexual eclesiástico las siguientes medidas de acción ante la sistemática y constante vulneración de libertades, derechos y garantías contenidos en instrumentos internacionales sobre derechos humanos», sostiene el comunicado emitido este domingo.

Las medidas propuestas no son sólo para el ámbito nacional, sino también a nivel global. Entre estas últimas, se cuentan que los Estados pidan ante la ONU que la Santa Sede sea declarada «Estado genocida» «por la elaboración, aplicación y mantenimiento a través del tiempo, de un sistema de protección y encubrimiento de sacerdotes abusadores», y que se denuncie al Vaticano ante Cortes Penales de carácter internacional «por el delito de genocidio contra el grupo humano niños, niñas y adolescentes».

A la vez, la red de sobrevivientes ha propuesto que el Consejo de Seguridad de la ONU exhorte a los Estados miembro a derogar cualquier norma interna que permita crear o mantener el funcionamiento de tribunales eclesiásticos, paralelos a los estatales, y el Código de Derecho Canónico.

«Con demasiada frecuencia hemos callado, hemos mirado para otro lado, hemos evitado los conflictos, hemos sido demasiado petulantes para enfrentarnos a los lados oscuros de nuestra Iglesia», dijo durante una misa enmarcada en la cumbre el presidente de la Conferencia Episcopal de Ghana. Y sumó: «Hemos derrochado la confianza depositada en nosotros, especialmente en lo que se refiere a los abusos en el ámbito de la responsabilidad de la Iglesia, que es ante todo nuestra responsabilidad. No hemos brindado a las personas la protección a la que tienen derecho, hemos destruido las esperanzas y las personas han sido vejadas masivamente tanto en cuerpo como en alma».

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: