8.9 C
San Miguel de Tucumán

Israel informa que interceptó el 99 % de los misiles y drones iraníes

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió este domingo que Israel derrotará a Irán en su primer mensaje público tras el ataque de anoche con más de 300 drones y misiles dirigidos contra su territorio, la mayoría interceptados y sin causar víctimas mortales.

“Interceptamos. Bloqueamos. Juntos ganaremos”, publicó Netanyahu en la red social X a las 07:00 de la mañana hora local tras haber mantenido una reunión de evaluación con los miembros del Gabinete de Guerra, el ministro Benny Gantz y el ministro de Defensa, Yoav Gallant.

El ejército israelí afirmó que logró «frustrar» el ataque al interceptar el 99 % de los drones y misiles lanzados. «El ataque iraní fue frustrado», aseguró el portavoz militar israelí, Daniel Hagari, en un mensaje por televisión.

Según informó, de los alrededor de 170 drones que Irán lanzó ninguno alcanzó territorio israelí; mientras que 25 de unos 30 misiles de crucero fueron interceptados (otros cinco fueron derribados fuera del espacio aéreo israelí), al igual que casi todos los más de 120 misiles balísticos enviados.

«De los 30 misiles de crucero iraníes lanzados, ninguno entró en el espacio aéreo israelí», añadió Hagari, asegurando que «25 de ellos fueron derribados por acciones israelíes, fuera del espacio aéreo». 

La única persona herida de gravedad durante el ataque fue una niña beduina del sur del país, de siete años, herida en la cabeza con un impacto de metralla y que fue trasladada inconsciente al Hospital Soroka, en la región sureña del Néguev.

Mohamed, el padre de la niña cuya identidad no ha sido hecha pública, dice que la metralla cayó sobre su vivienda, cerca del pueblo beduino sureño de Arad, tras la interceptación de un proyectil alrededor de las 2 de la madrugada, según publicó el diario israelí Times of Israel.

En cuanto a daños materiales, el ejército aseguró que uno de los misiles balísticos de Irán «golpeó levemente la base de Nevatim», aunque afirmó que la base militar «continúa funcionando» y los aviones despegando y aterrizando.

El ministro de Defensa, Yoav Gallant, agradeció esta mañana en X la labor de los socios de Israel, entre ellos EE. UU., para «frustrar este ataque de una manera incomparable» y calificó a Irán de «Estado terrorista».

«Las Fuerzas de Defensa de Israel operaron de manera extraordinaria de la noche a la mañana y seguirán preparadas para cualquier escenario», advirtió el ministro. «La campaña aún no ha terminado y estamos alerta y fuertes».

En las calles, los habitantes afirmaron este domingo que el ataque nocturno fue «aterrador» pero que confían en el sistema de defensa de su país, y algunos incluso reclamaron venganza. 

Jerusalén, por ejemplo, amaneció aparentemente con normalidad, sin que se apreciara ningún cambio en su principal mercado o en sus estaciones de tren y autobús.

«La situación es realmente aterradora porque tenemos miedo de lo que pase y de todos los bombardeos y aviones que se avecinan», afirmó Ayala Salant, una residente de Jerusalén de 48 años.

«Sin embargo, estamos muy muy felices con la alianza que nos ha ayudado, porque la mayoría de aparatos voladores y misiles no llegaron a Jerusalén», agregó.

El balance que entregó Irán tras el ataque

Irán, por su parte, dio por finalizada este domingo su represalia por el bombardeo a su consulado en Damasco, aunque matizó que si el Estado judío responde contraatacará. También calificó de “exitoso” el ataque con misiles y drones contra Israel.

“En estos momentos, la República Islámica de Irán no tiene intención de continuar con las operaciones defensivas, pero si es necesario no dudará en proteger sus intereses legítimos ante cualquier nueva agresión”, dijo el ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, en su cuenta de X. 

«El ejercicio del derecho de legítima defensa demuestra el enfoque responsable de Irán hacia la paz y la seguridad regionales e internacionales», añadió el jefe de la diplomacia iraní.

La Guardia Revolucionaria iraní atacó en la noche del sábado con cientos de misiles y drones Israel, en lo que Teherán consideró una lección para Tel Aviv, en el primer ataque directo del país contra su archienemigo en la región.

La ofensiva iraní responde al ataque contra la sede diplomática de este país en Damasco, atribuido a Israel, en el que murieron seis sirios y siete miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos el líder de su rama Fuerzas Quds para Siria y el Líbano, el general de brigada Mohamed Reza Zahedi.

Notas recientes