27.4 C
San Miguel de Tucumán

Argentina está por adquirir cazas F-16 para la Fuerza Aérea

Mañana la Argentina tiene la oportunidad de recuperar la capacidad de caza e interceptación supersónica que se perdió en 2015. Llega al país el ministro de Defensa de Dinamarca, Troels Lund Poulsen, y se reunirá en el edificio Libertador, sede del Ministerio de Defensa, con Luis Petri. La agenda bilateral tiene foco en la adquisición de cazas supersónicos F-16 Fighting Falcon para la Fuerza Aérea Argentina.

La oferta que había sido pausada en dos oportunidades es por 16 ejemplares F-16 AM, (monoplaza modernizado) y 8 ejemplares F-16 BM (biplaza modernizado) pertenecientes a la Fuerza Aérea Real de Dinamarca, todos con upgrade de media vida (MLU). Representa una inversión de alrededor de 650 millones de dólares. Para cerrar la compra se necesitan 30 millones de anticipo luego la operación se financia a un 2 por ciento, generoso beneficio que brinda la participación del Foreign Millitary Financing (FMF), un programa de la Agencia de Seguridad y Cooperación para la Defensa del gobierno de los EEUU, a través del cual determinados gobiernos extranjeros elegibles (aliados) adquieren equipamiento, servicios y entrenamiento al gobierno de EEUU.

“Argentina comprará los aviones de combate F-16 estadounidenses al gobierno de Dinamarca. Es el mayor avance en Defensa de los últimos 20 años”, posteó el usuario “Milei Shelby” el 20 de marzo pasado, acerca de la operación y unos minutos después fue confirmada por el propio presidente que retuiteó el mensaje. Si bien los aparatos pertenecen a la dotación de la aviación militar danesa, son fabricados por una compañía estadounidense -Lockheed Martin-  por lo que el Congreso y el gobierno de Joe Biden debieron autorizar el traspaso a la Argentina, trámite que concluyó en 2023.

El contrato se encuentra listo para la firma desde octubre de aquel año, ahora habrá que retocar el cronograma de cuotas. Se ha llegado a esta instancia luego de 9 años de peregrinación en la que circularon diferentes proyectos/ofertas desde Mirage F-1M (Francia), KFir Block 60 (Israel) como transición a un caza de 4° generación y las más actuales, MIG-35 (Federación Rusa), HAL Tejas (India), Thunder JF-17 (China) y el favorito seleccionado F-16 A/B MLU de la Fuerza Aérea Real de Dinamarca.

«No puede prescindirse del concepto de Fuerza Aérea aquello que hace a su verdadera esencia que son los aviones de combate». Esas fueron las palabras que pronunció en diciembre de 2015 el entonces titular de la fuerza, brigadier general Mario Callejo, en el acto final de la vida operativa del Mirage que tuvo lugar en Tandil. Con menos suerte transitó su sucesor brigadier general Enrique Amreim que no pudo poner en agenda la cuestión cazas durante el gobierno de Mauricio Macri hasta que el siguiente mandamás de los aviadores militares, brigadier general Xavier Isaac tomó una posta compleja por la situación económica del país y la zigzagueante orientación internacional de la administración de Alberto Fernández.

Sobre el final de gestión del Frente para la Victoria y la llegada de La Libertad Avanza a la Casa Rosada, la brújula geopolítica de Javier Milei se reorientó al Norte y favoreció el avance de la opción F-16 A/B MLU de la aviación militar de Dinamarca. La carpeta F-16 recibió un inesperado sprint con la designación de Isaac al frente del Estado Mayor Conjunto, conocía al dedillo todos los caminos de la negociación por haberlos transitado durante su jefatura en la fuerza que ahora conduce el brigadier mayor Fernando Mengo.

Dinamarca, al igual que Noruega, vendedor de 4 aviones de exploración y vigilancia marítima de fabricación estadounidense, Orión P-3C/N para la Aviación Naval cuyo primer pago liberó Economía la semana pasada, están entre las prioridades de enlace estratégico con potencias intermedias que definió la política internacional de Defensa, claro a partir de contar con estos aviones en los planes de equipamiento de la Fuerza Aérea y la Armada. Dato a recordar, ambos pertenecen a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la alianza militar de países de Europa y Estados Unidos para garantizar la seguridad y libertad de sus miembros.

La adquisición de medios, en este caso aviones de países integrantes de la alianza atlántica que además son originarios de los Estados Unidos (autorizó la cesión de los aparatos) parece una fuerte señal de la vocación de reinsertar Argentina en la agenda de compromisos globales, con sus beneficios y riesgos. La actualidad operativa de estas aeronaves es indiscutible. Dinamarca es uno de los países que se comprometió a transferir 19 aviones F-16 a las fuerzas ucranianas que enfrentan a la Federación Rusa.

Los cazas F-16 no tienen componentes de origen británico que puedan comprometer su operatividad. Londres se queda sin la opción de ejercer el incomprensible veto a la provisión de equipamiento militar británico que aún pesa sobre Argentina a 42 años del conflicto del Atlántico Sur. Contar con estos aviones representa un salto tecnológico que requiere conocimiento, las conversaciones entre los ministros incluirán iniciativas de cooperación.

Meses atrás una comitiva de técnicos daneses y de la empresa Lockheed Martin visitaron las instalaciones de VI Brigada Aérea en Tandil, hoy asiento de aviones IA-63 Pampa III, que sería la base desde donde podrían operar los F-16. Las características y performance de estas aeronaves requieren inversión en infraestructura para tareas de mantenimiento, se había incluido una partida en la ley de Presupuesto Nacional de 2024 que no se votó. La llegada de estos cazas además de los Orión, ambos productos del grupo fabril Lockheed Martin, brinda una oportunidad para la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA). La planta cordobesa, concesionada a Lockheed Martin en los 90, conserva la vinculación técnica, presta servicios de modernización y mantenimiento a otro avión de Lockheed Martin, el C-130 Hércules, y está habilitada para ofrecer upgrade de Hércules a otros clientes militares.

El ministro danés, además, aprovechará para dar una conferencia sobre el conflicto bélico entre Ucrania y la Federación Rusa. Será el martes a las 16.30, en el CARI.

Notas recientes