24.1 C
San Miguel de Tucumán

Es Jujeña: Escándalo con una senadora libertaria que nombró a 8 familiares en el Congreso

Se trata de Vilma Facunda Bedia,. Metió en su despacho a buena parte de su entorno y logró que otros senadores de La Libertad Avanza también designaran a sus familiares.

La senadora libertaria Vilma Facunda Bedia provocó un escándalo al nombrar en el Congreso a sus tres hijos, al menos un hermano, una sobrina y hasta una cuñada. Además, contó con el apoyo de otros senadores del bloque, que contrataron como asesores suyos a parte del clan Bedia. La noticia parece haber impactado en el Gobierno, ya que trascendió que la intimaron a que eche a sus familiares o irse del bloque de la Libertad Avanza.

Ante la información difundida por La Polìtica Online, la senadora fue contactada por el medio Perfil para obtener una respuesta sobre los nombramientos que hizo en su despacho. Bedia afirmó a este medio: «Les voy a denunciar por calumniadores y mentirosos a los que se atrevieron a nombrar e involucrar a un grupo pastoral familiar, que nada tiene que ver con mi vida política y trabajo. El pecado de ellos es solo orar por mí y toda Argentina».

Contratación masiva

Pastora evangélica y profesora de Jujuy, Bedia consiguió que su hijo Joel Benjamín Mamani ingrese a planta transitoria con categoría A3, por lo que cobra alrededor de $1.011.168,65 mil pesos, al igual que José Jair Mamani, con una A1, que cobra en $1.409.962,89, según la escala salarial que publica el Senado.

Pero los nombramientos no quedaron ahí. Bedia logró que su otro hijo, Pablo Mamani, consiguiera otro contrato con categoría A1 gracias a la senadora por San Luis, Ivanna Arrascaeta, también de LLA.

La red de contrataciones se siguió ramificando y la senadora jujeña fue por más: el senador por La Rioja Juan Carlos Pagotto, nombró a su hermano Daniel Ricardo Bedia el 20 de febrero pasado en la planta temporaria, en el área administrativa y técnica.

El 18 de enero, la senadora Bedia ya había contratado a una de sus nueras, Mirta Araceli Silisque, con una categoría A8. Ocho días después designó a una de sus sobrinas, Daiana Ester Llanes, como administrativa.

La respuesta del Gobierno

Mientras el escándalo asomaba en los medios, en la conferencia de prensa de ayer, el vocero presidencial Manuel Adorni tuvo que improvisar una respuesta, ya que se mostró sorprendido por la pregunta de un periodista sobre el caso: “Nosotros estamos absolutamente en contra de cualquier contratación o de cualquier forma de utilización del Estado para intereses personales, familiares o de cualquier otra índole que no sea en pos de la intención que tuvo la gente al votar y elegir una propuesta que claramente marque una diferencia con la política tradicional. Así que todo lo que tenga que ver con prácticas de la vieja política, no estamos de acuerdo. Supongo que la senadora podrá dar una mejor explicación. Pero claramente, si esto tuvo algún interés personal, lo rechazamos absolutamente”, indicó.

Notas recientes