12 C
San Miguel de Tucumán

El Tai An arribó a Ushuaia con 163 toneladas de merluza negra capturadas sin permiso

El cargamento fue despachado a cámaras de congelamiento. La carga puede alcanzar los 4 millones de dólares en el mercado internacional. Los denunciantes pidieron que sea decomisado. Define la Subsecretaría de Pesca.

El buque Tai An, denunciado por pescar merluza negra de manera ilegal, llegó este miércoles al puerto de Ushuaia y generó expectativas desde el minuto cero del amarre. La carga -finalmente de 163 toneladas- fue despachada a recámaras de congelamiento y allí permanecerá hasta que las autoridades definan qué hacer: si se decomisa, se dona a entidades de caridad o finalmente sigue su viaje de exportación. Es un lote que en el mercado internacional puede alcanzar los 4 millones dólares. Pero, según denunciaron tres empresas competidoras, fue obtenido por la firma PRODESUR S.A. (de capitales chinos) sin los permisos correspondientes. Para diferentes organizaciones ambientales, se trata de un “robo de recursos” naturales.

Antonio Cazorla, subsecretario de Pesca de la Nación, cuestionado por el caso, arribó a Tierra del Fuego para evaluar la situación. Antes había pedido a la Prefectura Naval Militar que acompañen en la última derrota a puerto a la nave de 104 metros de eslora y que una vez amarrada permaneciera bajo su custodia «hasta que se tomen registros de los partes de pesca y el volumen fehaciente que posee en su bodega».

El caso provocó la renuncia de dos funcionarios, uno del área de pesca y otro de la Cancillería. Se sospecha que hubo tráfico de influencias y pedidos específicos para que la nave no fuera sancionada y pudiera comercializar su carga. Eso provocó la dimisión, en primer lugar, de Julián Suárez. Suárez se desempeñaba como director nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera desde 2020. Debía analizar el caso y elevar el pedido de sanción para la compañía. Pero según manifestó, recibió presiones desde Cancillería para no hacerlo. También le habían pedido en simultáneo que hiciera una lista de 50 despidos.

Suárez, confeso militante de La Cámpora, renunció y señaló por las presiones a un funcionario de Cancillería llamado Pablo Ferrara. Ferrara presentó el martes por la noche su renuncia a la canciller argentina, Diana Mondino, que se encuentra en Vietnam siguiendo el caso a distancia. Desde Cancillería aclararon que Ferreyra no tiene ninguna relación de parentesco con Mondino, como se dijo inicialmente.

Notas recientes