10.1 C
San Miguel de Tucumán

La economía en cien días de gobierno de Milei

Mientras el ministro de Economía festeja datos positivos en materia de déficit fiscal, nivel de reservas en el Banco Central y control del tipo de cambio, la economía real se queda sin respuestas.

El gobierno de Javier Milei cumple 100 días y son los números de la economía los que todo el mundo ve, más allá de otros aspectos de su gestión. Además, es el mismo presidente el que plantea una evaluación de su gestión en términos económicos.

La consultora Celag reseñó en una infografía las principales variables a modo de balance que marcan la impronta del plan económico comandado por el líder libertario y llevado a la práctica por el ministro Luis Caputo.

La apuesta a todo o nada se ve claramente en los datos que muestran marcadas diferencias en de cada uno de los indicadores entre los últimos días del gobierno de Alberto Fernández y la nueva gestión tanto en los números de la llamada economía real como en los datos del sector público y financiero.

Se advierte que el relevamiento de Celag no toma en cuenta los indicadores macro que el gobierno destaca como sus principales logros, sobre todo en materia de déficit fiscal, corrección de las cuentas públicas del tesoro nacional y del Banco Central y cotización del dólar libre.

El primer dato, quizás el más relevante, es el de inflación. En el último trimestre del gobierno de Alberto Fernández llegó al 37,7% y en los tres meses siguiente fue del 71,3%. Es cierto que el piso del que partió Milei fue alto, pero la liberación de precios decretada a partir de su programa de desregulación de la economía, sumada a la devaluación de más del 100% realizada en el mes de diciembre, explican la fuerte aceleración de los precios en los primeros meses. Aunque en las últimas semanas, recesión mediante, este indicador comenzó a descender rápidamente pasando de un 25,5% en diciembre al 12,3% en febrero.

La reseña releva también el indicador de rendimientos del plazo fijo. Mientras que en los últimos cien días del gobierno de Fernández promedió un 2% negativo en términos reales, durante el gobierno de Milei llegó a un 28,9% en rojo también.

Otro ítem es el de la mora en créditos del sector privado, que pasó del 2,7% al 3,7%.

Los indicadores del sector productivo son, seguramente, los más preocupantes. La variación del índice de producción manufacturera fue negativa en un 4,2% en los últimos meses del gobierno anterior y de -19,4% en los siguientes tres meses. Dentro de esta lógica se ve una variación la utilización de la capacidad instalada del 62% en enero de 2023 al 54,6% en enero del 2024. En ventas minoristas de pymes, en tanto, se pasó de un índice positivo de 1,3% en los cien días previos a uno negativo de -23% en los cien siguientes.

El freno a la obra pública, en tanto, derrumbó las ventas de cemento que pasaron de más de 1 milón de toneladas mensuales a menos de 700.000.

En el rubro aumento de precios, destacaron los que eran regulados y fueron liberados, entre ellos el de los combustibles. El litro de nafta súper pasó de $311 en noviembre de 2023 a $800 en marzo de 2024, sin contar las últimas actualizciones,

El salario real de los trabajadores, lejos de compensar todos los aumentos de precios, tuvieron un caída generalizada. Los trabajadores registrados del sector formal  pasaron de una baja del 3,5% en el último tramo del gobierno anterior a tener un derrumbe del 27,1% en el actual. 

spot_img

Notas recientes