27.4 C
San Miguel de Tucumán

En su mensaje de Pascua, la Iglesia advirtió sobre los despidos y pidió «más sensibilidad

Monseñor Oscar Ojea, presidente del Episcopado Argentino, transmitió su preocupación por "la gente que se queda al costado del camino" tras perder su puesto de trabajo.

Monseñor Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, uno de los máximos organismos de la Iglesia Católica en Argentina, realizó su tradicional mensaje de Pascua. Allí habló de la crisis económica y social que atraviesa el país e hizo un llamado a evitar la indiferencia ante los despidos.

Los frutos de la Pascua son la paz y la alegría que nos trae Jesús resucitado, pero la paz además de ser un don es una tarea; la paz se construye, no es un producto industrial, es artesanal”, comenzó diciendo monseñor Ojeda.

“Se construye con el trabajo de cada día, con la vida de cada día, la cercanía, la entrega, y se construye con la solidaridad”, agregó. Y exclamó: «¡Cuánta falta nos hace en este tiempo de emergencia, en este tiempo de crisis, en donde cuesta tanto la vida de cada día, ¡cuánta falta nos hace la solidaridad!”.

El líder del episcopado se expresó por medio de un video, que se publicó en el canal de Youtube del organismo. Se trató de una grabación de poco más de dos minutos y medio en el que hizo énfasis en los despidos y en la necesidad de tender lazos de solidaridad con los que más padecen la crisis.

Hemos recibido últimamente en la Conferencia Episcopal grupos diversos de personas que quedan sin trabajo, gente que queda como al ‘costado del camino’; es tremenda esta herida”, explicó.

Y advirtió: “El día que nos gane la globalización de la indiferencia, el día que se nos endurezca tanto el corazón, que no tengamos sensibilidad para estos hermanos y hermanas que quedan sin trabajo, es ese día no nos podemos llamar cristianos; ese día vamos a decir nos ocupamos solamente de nosotros mismos y los demás: ¿Qué importa?

Notas recientes