15.5 C
San Miguel de Tucumán

Condenaron a 16 años de prisión a José Alperovich por abuso sexual y va a la cárcel

El ex senador y tres veces gobernador de Tucumán fue encontrado culpable por el juez Juan Ramos Padilla. Los delitos, cometidos contra su sobrina y colaboradora, tuvieron lugar entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018

José Alperovich, de 69 años, ha sido sentenciado a 16 años de prisión en un juicio oral por abuso sexual contra su sobrina y ex colaboradora. El Tribunal Oral N° 29 emitió el veredicto esta noche, y el ex gobernador de Tucumán e ex senador desde febrero será encarcelado de inmediato. Además, se le ha inhabilitado de por vida para ocupar cargos públicos a nivel municipal, provincial y nacional.

La víctima denunció nueve hechos que ocurrieron entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018.

Antes de conocer el fallo, Alperovich tuvo la oportunidad de dirigirse al tribunal, pero optó por no hacerlo. «No voy a hacer uso de la palabra, señor juez», declaró el ex gobernador tucumano por tercera vez, sorprendiendo al no hablar en el último momento del juicio en su contra por abuso sexual.

El ex senador llegó al edificio de la calle Paraguay al 1.500 acompañado por sus cuatro hijos y se retiró a la espera del veredicto de Ramos Padilla, programado para las 20 horas de este martes. «¡Queremos pasar, queremos salir!», gritaba Daniel Alperovich mientras encabezaba el grupo que salía de la pequeña sala de audiencias del Tribunal Oral N° 29 de la Ciudad de Buenos Aires.

La sala de audiencias estaba llena de personas que, después de casi cinco meses de juicio, esperaban conocer la decisión del tribunal. Ramos Padilla pidió siete horas para deliberar y dar a conocer su decisión final.

Han pasado cuatro años y medio desde que el caso impactó en la política nacional. Una mujer conmovió a todos con su desgarrador testimonio, acusando haber sido víctima de múltiples abusos sexuales en Tucumán y Buenos Aires.

El individuo condenado en ese momento era senador y nunca renunció a su cargo, ni su partido político le exigió que lo hiciera. Cumplió sus cuatro años de mandato para aprovechar su inmunidad parlamentaria e intentó por todos los medios que el caso fuera juzgado en Tucumán, donde tenía influencia.

Según la denuncia validada por la Justicia, los abusos ocurrieron tanto en la provincia como en la Ciudad de Buenos Aires, cuando Alperovich y la víctima, cuya identidad se mantiene en reserva, viajaban para cumplir con sus responsabilidades en el Congreso Nacional.

Por esta razón, con la intervención de la Fiscalía Especializada en Violencia contra las Mujeres, a cargo de Mariela Labozzetta, y el fiscal Santiago Vismara, el caso logró salir de la provincia y fue llevado a la Justicia nacional.

El juicio comenzó el 5 de febrero y numerosos testigos han comparecido en audiencias semanales. Alperovich (69) declaró durante más de ocho horas, al igual que su hija Sara y todo su equipo de campaña que formaba parte del círculo íntimo en el que participaban la denunciante y el acusado.

«Yo no abusé de ella, eso es mentira. Tengo 70 años», afirmó sobre la denuncia de la mujer, quien es hija de un primo hermano suyo. «La llaman mi sobrina, pero ella nunca me llamó tío y yo nunca la llamé sobrina», agregó.

El fiscal de juicio, Sandro Abraldes, y los abogados querellantes, Pablo Rovatti y Carolina Cymerman del Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación (DGN), solicitaron en tres ocasiones que tres testigos fueran imputados por falso testimonio.

spot_img

Notas recientes