Buscanos en las redes

Economia

A causa de la sequía, la cosecha de trigo se redujo 50% y peligra la siembra de soja

Publicado

el

Comparte esta nota

El escenario es peor de lo pronosticado meses atrás: la falta de precipitaciones se convirtió en el denominador común de la cosecha de trigo 2022 y la campaña de maíz y soja 2022/23. Los resultados están a la vista, ya que según el último relevamiento de la Bolsa de Comercio de Rosario, la campaña triguera cerraría con apenas 11,5 millones de toneladas, lo que representa una caída del 50% respecto al ciclo previo. En tanto, la falta de humedad en el perfil del suelo sigue atrasando la siembra de soja que atraviesa su peor campaña en los últimos 20 años.

En cuanto al cereal, desde la entidad rosarina detallan: “el volumen triguero cae 300.000 toneladas de noviembre a diciembre. Con un volumen estimado de 11,5 millones de toneladas, habrá exactamente un 50% menos de cosecha que hace un año atrás. Y con 23 quintales por hectárea (23,3 en noviembre) se confirma el rinde triguero más bajo desde el 2010”.

Respecto a la siembra de soja, hace un año se había cubierto un 65% del área de primera; hoy el avance es de un 49% y la incertidumbre es enorme. “La siembra sigue acechada por la falta de agua y las altísimas temperaturas que se vienen sosteniendo semana a semana desde noviembre. Tras cada lluvia hay una carrera contrarreloj por aprovechar cada milímetro porque no se sabe cuándo volverá el agua. Las últimas lluvias, las del fin de semana pasado, se corrieron hacia el norte y en vez de ser favorecida Buenos Aires, fue el centro y norte de Córdoba y Santa Fe los sectores que recibieron los mayores montos de milímetros”, cuentan los técnicos que hacen recorridos en los campos de la región núcleo.

“En soja se logró sembrar casi 8,4 M millones de hectáreas, menos de la mitad de las 17,1 millones de hectáreas intencionadas para este ciclo 2022/23. El retraso respecto al año pasado es de 16%. Las últimas tandas sembradas muestran emergencias desparejas y pérdidas plántulas. En la semana pasada hubo intensas jornadas de estrés térmico que se suman a los efectos de la escasez de agua. En la región central, la tercera parte de los cuadros sembrados con soja muestra condiciones regulares a malas. Argentina está transitando las peores condiciones de siembra de los últimos 20 años”, se indicó en el relevamiento.

De aquí en adelante también hay que tener en cuenta que gran parte de los lotes sembrados no presenta buenas condiciones justamente por falta de humedad en los suelos y eso también puede ser un factor determinante para que dentro de algunas semanas se comience a adelantar una posible caída productiva.

En este marco, “también hay una incertidumbre muy fuerte respecto de lo que pueda llegar a sembrarse con soja de segunda (representan más de 5 millones de hectáreas). Por lo que si bien se sostiene la intención de siembra de 17,1 millones de hectáreas, puede haber modificaciones importantes en el próximo informe”, adelantan desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Finalmente, la situación del maíz tampoco es mejor. A la fecha, alrededor de 1,4 millones de hectáreas que lograron sembrarse hasta mediados de octubre están en condiciones regulares a malas. El estrés termo hídrico amenaza con pérdidas totales y daños en el potencial de rinde que hoy ya se estiman entre un 50 y 80%. Con los pronósticos que indican la continuidad del patrón seco, estas hectáreas tienen muy pocas chances de revertir esta situación.

“La producción maicera Argentina de este ciclo depende de lo que pueda suceder con los maíces tardíos. Hoy el panorama de siembra es muy complejo, porque falta aún mucho por hacer, aunque el maíz cuenta con la ventaja de que sus fechas de siembra son más plásticas que las de la soja. Se lleva sembrado el 47% de las 7,9 millones de hectáreas intencionadas y se enciende la alarma por el fuerte atraso debido a la falta de agua. El año pasado a esta altura estaba sembrado el 66% del total”, explican desde la Bolsa rosarina.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: