Buscanos en las redes

Economia

Alerta por sequía: El ingreso de divisas podría caer u$s10.000 Millones

Publicado

el

Comparte esta nota

Las altas temperaturas asociadas a la falta de precipitaciones se convirtieron en un cóctel letal para el campo y sobre todo para la región núcleo, la más productiva de la Argentina, que según el último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, atraviesa la peor sequía de los últimos 30 años. En el caso del cereal, de las 200.000 hectáreas sembradas en la región, el 55% se encuentra en estado regular y el 25% en mal estado. En cuanto a la soja, a nivel país, a la fecha se logró sembrar apenas el 37% del área estimada y solamente un 11% de lo implantado se encuentra en buena condición. Es por eso que, de continuar la actual situación, indefectiblemente se recortará la cosecha y por ende habría una considerable caída en el ingreso de divisas en 2023 que puede llegar a superar los u$s10.000 millones.

Si bien la sequía se extiende en todo el territorio nacional, una de las más afectadas es la zona núcleo, justamente la más productiva del país y donde el maíz y la soja ocupan un rol fundamental para la economía. En el caso del maíz, en algunos departamentos de la provincia de Santa Fe ya adelantan caídas de más del 50% en los rendimientos y si no llueve en los próximos días, algo que no está contemplado en los pronósticos, se perderán el 100% de los lotes sembrados.

En soja, en la última semana, se sumaron 100.000 hectáreas a la condición mala y otras 200.000 hectáreas a la regular en la región núcleo. En total son 300.000 hectáreas malas y 1,43 millones regulares en soja de primera en esas condiciones (8% y 35% respectivamente). El 51% se la considera como buena y solo un 6% como muy buena.

Pérdidas por el trigo

En tanto, la sequía también le jugó un muy mala pasada a la actual campaña de trigo. Las mermas productivas podrían tener un impacto sobre 0,6% del Producto Bruto Interno (PBI), al dejar de percibir por vía exportaciones u$s4.000 millones, estimó la Universidad Nacional de San Martín (UNSM).

Así, el trabajo de la casa de estudios proyectó que la merma productiva alcanzaría las 10,6 millones de toneladas respecto a la campaña anterior, lo cual «generará importantes efectos en la economía nacional».

El trigo es el tercer cultivo en importancia, por detrás del maíz y la soja y, a la vez, es el segundo producto agrícola en importancia de volumen exportado, destacó la UNSM. Asimismo, es el principal insumo para algunos de los principales alimentos en la Argentina, como son los productos panificados, galletitas y pastas, cuestión por la cual «se generan muchas actividades que giran en torno al trigo, como lo son el transporte de carga, especialmente por camión, y los servicios agropecuarios».

Por tal motivo, «la caída en la facturación tendrá un impacto directo en los centros productivos por el menor ingreso que tendrán los productores, a la vez que afecta a todos los servicios que se generan por la producción. De este modo la pérdida de ingresos irremediablemente afectará en forma indirecta a los ingresos de la población».

Por eso, desde el punto de vista fiscal, el descenso en la recaudación a valores de noviembre de 2022 sería de $43.000 millones sumados a los $80.460 millones por derechos de exportación (DEX), lo cual «tiene un importante impacto en las arcas públicas nacionales», como así también los casi $6.200 millones por Ingresos Brutos (IIBB) que perciben las provincias.

Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: