Buscanos en las redes

Economia

La banca privada pide cumplir con lo acordado con el FMI

Publicado

el

Comparte esta nota

“El ministro (Sergio) Massa como el viceministro (Gabriel) Rubinstein dieron una definición muy buena para crecer hay que bajar la inflación», así comenzó su discurso el titular de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Claudio Cesario.

Según el dirigente empresario para crecer se necesita, de manera ordenada, “eliminar la brecha cambiaria, disminuir el déficit fiscal, y restringir la creación de dinero y controlar la suba de precios” y, además agregó, “cumplir con lo acordado con el FMI”.

En general, entre los empresarios, y la banca no es una excepción, existe cierto pesimismo respecto a 2023. “No será un año fácil”, admiten. Es que el desafío que describió Cesario, que de por si no está exento de dificultades, se le suma la inestabilidad que siempre aporta un proceso electoral.

Tampoco el mundo transita ni transitará un escenario promisorio. “La macro internacional complicada por la guerra y la reaparición de la inflación” afirmó el titular de ABA, aunque a su juicio esta situación es nuevamente una oportunidad para Argentina. Sin embargo, reconoció que para ello es necesario “resolver primero nuestros problemas endógenos”.

Es habitual que en los encuentros empresarios se insista con la necesidad de lograr un acuerdo nacional y la banca no es la excepción: “los sectores empresarios, sindicales y la dirigencia política (oficialismo y oposición) deberían trabajar ya mismo sobre el potencial y las excelentes perspectivas de desarrollo que tenemos en determinados sectores estratégicos estableciendo políticas de mediano y largo plazo” y, pidió que todos dejen de “discutir ventajas sectoriales de corto plazo”.

Crecimiento

En relación al sector, Cesario aseveró que el sistema bancario “es muy sano” que cuenta con “elevada liquidez y bien capitalizado” aunque reconoció que “su tamaño es cada vez en más reducido”. Explicó que para converger a los estándares de la región significaría “más que triplicar su tamaño”.

El sistema financiero, en esta oportunidad, no se vio afectado por el problema cambiario. Es más, Cesario afirmo “los bancos hoy son parte de la solución pasamos todas las turbulencias sin romper contratos, lo que representa un signo de madurez”.

En este sentido explicó que “los depósitos crecen 2/3 partes más que los créditos” Pero la escasa demanda de préstamos tanto por parte de las empresas como de las empresas se explica “por la elevada liquidez que también tienen las empresas”. Aunque admitió “la falta de confianza lógicamente se traduce en empresarios que no invierten y familias que no se endeudan frente al temor del cambio en su situación económica”.

Finalmente afirmó que la pandemia dejó en enseñanzas y hoy las operaciones por canales han crecido de manera importante y “su crecimiento continúa”.

Cesario explico que las tarjetas de débito siguen siendo el medio de pago electrónico más aceptado y le siguen las tarjetas de crédito y billeteras virtuales.

Otro mecanismo de pago que está creciendo es la utilización del código QR. A octubre nos muestran que el código QR tuvo 25 millones de operaciones, un aumento de 40% interanual, por un total de $130 mil millones.

Y, para que este crecimiento se mantenga y aumente, Cesario en nombre de ABA volvió a insistir con el pedido al BCRA de que establezca que “los QR sean 100% interoperables, permitiendo a los usuarios pagar con cualquier tarjeta de crédito y no, como hasta ahora, únicamente con las tarjetas asociadas a una determinada aplicación”.

Para que no se diga que el sector bancario “gana mucho” Cesario explico que “el ROE del sistema (una medida de la rentabilidad) sigue siendo bajo frente a los países comparables de la región”, concluyó.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: