Buscanos en las redes

Política

Cristina habló de un proyecto de país pero no lanzó su candidatura

Publicado

el

Comparte esta nota

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó en el Estadio Único de La Plata el acto por el Día de la Militancia Peronista, ante dirigentes y seguidores de agrupaciones políticas y sindicales. CFK volvió a bajar un mensaje sobre la situación del país en medio de los roces dentro del Frente de Todos

La ceremonia comenzó a las 19.30 y la exmandataria fue la única oradora. Si bien no lanzó oficialmente su candidatura, habló como candidata y se refirió al proyecto de país que necesita la Argentina. 

El presidente Alberto Fernández no participa de ningún acto por el tema debido a su estadía en Bali donde forma parte de la reunión del G20.

«Que nadie venga a explicarnos a los peronistas lo que es la libertad, la democracia», dijo CFK en el inicio de su discurso, entre cánticos de «Cristina presidenta» y «Che, gorila, si la tocan a Cristina, que quilombo se va a armar».

La vicepresidenta advirtió que «una sociedad que no sabe lo que pasó difícilmente pueda entender lo que pasa», y remarcó que, si no se ejercita la memoria, «resulta imposible develar el provenir».

Cristina señaló que a partir del regreso de la democracia, en 1983, «hubo un acuerdo tácito» que indicaba que «ningún argentino se ponía en peligro por pensar diferente».

«El 1 de septiembre se quebró el pacto democrático de respetar la vida. Yo creo que es obligación de todas las fuerzas políticas separar a los violentos y los mensajes de odio», destacó más adelante, en referencia al intento de magnicidio que sufrió en la puerta de su casa del barrio de Recoleta.

La vicepresidenta llamó a «terminar con debates absurdos» en torno a la seguridad y apuntó contra el gobierno anterior que puso «en el ministerio de Seguridad a una Miss Argentina».

«Hay que terminar con debates absurdos, porque la democracia tiene una deuda en materia de seguridad. Ningún partido político lo ha podido solucionar. Terminemos con ese debate berreta de los mano dura o los garantistas. Si para algo sirvió lo que me pasó fue para demostrar que cuando estuvieron en el ministerio de seguridad los mano dura, a la política de seguridad le pusieron una Miss Argentina. Y a su hermana, a controlar los gastos», indicó Cristina Kirchner.

CFK pidió «olvidar los partidos políticos por una vez en la vida y discutir en serio el tema de la seguridad en nombre de todas las víctimas, en nombre de sus familiares y sus deudos».

Recordó el caso del joven Lucas González, asesinado hace un año en el barrio porteño de Barracas a manos de efectivos de seguridad de la ciudad de Buenos Aires, pero aclaró que el caso «pudo haber sido también en la provincia de Buenos Aires».

La vicepresidenta consideró que «el orden para nosotros es que el padre o la madre salgan a trabajar, los pibes vayan al colegio y todos coman en su casa», y que «la familia argentina vuelva a comer en su casa».

«Que la familia argentina vuelva a comer en su casa y no en los merenderos», remarcó la vicepresidenta.

Fernández de Kirchner afirmó que «el gran acuerdo que debe haber entre todos los partidos políticos es que las fuerzas de seguridad respondan a las fuerzas civiles».

«Las fuerzas de seguridad son una parte de la solución y también son parte del problema si no se subordinan al poder civil. Cuando estuvimos en el Gobierno desplegamos miles de gendarmes en el conurbano bonaerense. La gente lo pedía porque tenía más confianza», remarcó.

«No sé por qué no podemos volver a hacer lo mismo, en vez de tenerlos en el medio de la Patagonia, nadie sabe haciendo qué. Es hora de tener una mirada hacia los lugares que están sufriendo», afirmó.

La vicepresidenta citó el proyecto de ley presentado por el diputado nacional del PRO Gerardo Milman que finalizaba diciendo «Sin Cristina hay peronismo. Sin peronismo, sigue habiendo Argentina», y aseguró: «En esa frase estaba condensado el objetivo: suprimir al peronismo».

«¿Realmente creen que con eso se termina la voluntad de un pueblo de tener una vida digna y una patria justa? Si fuera tan simple lo hubieran logrado hace muchos años. El peronismo siempre termina reencarnandonsé. Lo que parecía muerto y sepultado, no lo es. ¿Por qué no prueban una vez sentarse a conversar con el peronismo a ver qué modelo de país quieren? El peronismo es no estar condenado por la cuna. La movilidad social», señaló Fernández de Kirchner.

Cristina consideró «necesario» construir un «consenso económico no donde todos opinemos igual, sino para abordar graves problemas que tiene la Argentina».

La vicepresidenta señaló además que cuando «escucha como novedad» la propuesta de privatización de Aerolíneas Argentinas, «eso ya pasó en los ’90», por lo que enumeró los beneficios para el turismo local de contar con una aerolínea de bandera y le pidió a la oposición «hacer las cuentas completas y sumar todo».

Al mismo tiempo, remarcó que «la política es el trabajo y el salario en un proyecto político de industrialización, de trabajo agregado».

«Dicen que tenemos que volver a los 90. Una fuerza política no tan novedosa que dice que los 90 fueron lo mejor de la historia. Y dicen que son lo nuevo. Acá lo único nuevo somos nosotros que cambiamos la Argentina después de la crisis del 2001», afirmó.

Cristina sostuvo que «no hay política» en el país que «no remita» al yacimiento petrolífero de Vaca Muerta como «el futuro que nos va a sacar de donde estamos».

En ese aspecto, señaló que «si en el pasado no se le hubiera ocurrido» a su Gobierno «recuperar YPF», Vaca Muerta «sería vaca viva y otras la tendrían atada».

La vicepresidenta aseguró que «el brutal endeudamiento» – en referencia al generado durante el gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional- «condiciona nuestras políticas».

«El gran punto de quiebre fue volver a un brutal endeudamiento del país. Tenemos que generar recursos no para generar valor, sino para pagar la deuda. Es necesario alinear precios, salarios y tarifas», señaló.

Sostuvo, por otro lado, que «muchas veces se han tenido que tomar decisiones por el condicionamiento brutal con el que se recibió un Gobierno después del retorno del FMI a Argentina», por lo que llamó a «explicar» porque «la sociedad tiene que saber».

Para la vicepresidenta, «cuando la sociedad sabe, se empodera, y no hay mejor ayuda para un gobierno nacional y popular que la sociedad sepa hacia dónde vamos y por qué hacemos las cosas que hacemos».

Aseguró que «las elecciones se pueden ganar» pero será necesario que «los argentinos tiremos para el mismo lado».

«Las elecciones se pueden ganar pero los condicionamientos son tan graves, tan profundos, que nos han dejado. Va a requerir que la mayor parte de los argentinos tiremos todos juntos para el mismo lado. Si no es así, nuestro país será difícil para cualquiera», afirmó.

La vicepresidenta afirmó que «donde no hay jueces puestos a dedo, presionables y eternos en sus cargos el sistema funciona», y señaló que «no es bueno para el pueblo» que sean los magistrados los que «deciden sobre las políticas económicas del país».

«Hoy esta inflación que tenemos de 6,3 en el país, en el desagregado se ve que que las telecomunicaciones son de 12 puntos, el doble, y es porque hay jueces que dijeron que el decreto que se firmó para que sea servicio publico no se debe aplicar», reseñó la exmandataria.

Cristina llamó hoy a «discutir un modelo económico sustentable política y socialmente, en un mundo con disputas por afuera de nuestras posibilidades».

«Fortalezcámonos los argentinos para defender los recursos naturales. Vaca muerta, el litio, el agua. Necesitamos una dirigencia política compenetrada en los problemas que tiene el mundo para encararlos y resolverlos. Necesitamos imperiosamente discutir estas cosas en lugar del agravio permanente y la estigmatización», aseguró la vicepresidenta.

Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: