Buscanos en las redes

Economia

Estiman subas de hasta 170 % en las facturas de la luz

Publicado

el

Comparte esta nota

La factura de luz de los hogares que se quedan sin subvenciones estatales subirá un mínimo de 170% entre septiembre y febrero. Mientras que los usuarios generales -desde un comercio hasta un edificio- afrontarán una suba cercana al 140%.
Las estimaciones fueron hechas por tres especialistas consultados por Clarín.
Las subas del 140% al 170% distan bastante de la promesa oficial, de un incremento del 20% del que habló el subsecretario de Energía, Santiago Yanotti, en la conferencia de prensa donde la secretaría de Energía, Flavia Royón, anunció cómo sería la quita de subsidios.

El Poder Ejecutivo nacional publicó ayer el precio estacional de la energía (PEST), que es el costo de la luz en las boletas, correspondientes a los clientes residenciales que no tendrán más subsidios y los usuarios generales (comercios y edificios).

Los clientes residenciales pagan alrededor de $ 3.129 por MwH (una unidad de medida del sector). Con esta primera quita de subsidios (del 20%), pasarán a desembolsar $ 5.190 por esa unidad. Pero hay dos aumentos más: otro en noviembre (donde les retirarán otro 40% de subvención con respecto al valor actual) y el tercero en enero (otro 40% de quita). De $ 3.129 se irá a $ 13.433, lo que representa un aumento del 330%.

El incremento del 330% en el costo no se traslada totalmente a la factura. Allí se suele traspasar la mitad de eso -la incidencia del costo de la electricidad y una parte de impuestos-, lo que da un incremento del 170% en las boletas que lleguen para febrero.

Este aumento, del 170%, es un cálculo prudente. En verano, el precio de la energía eléctrica suele ser superior. Y la intención del Gobierno es que los clientes que no pidieron subsidios o que poseen ingresos “altos” (por arriba de los $ 250.000 mensuales) paguen el costo “pleno” de la electricidad. Por lo cual, la suba final puede ser aún superior en los meses de calor.

«La resolución 627 solo definió los precios de septiembre-octuvre (quita del 20% de los subsidios para el nivel 1). En el pico el Precio Estabilizado de la Energía (PEE) pasó de $ 3129 a $ 5190 por mWh en el pico, esto es 60% de aumento de la energía, el impacto en la factura varía por jurisdicción, por la distinta incidencia del VAD y de los impuestos», según Juan José Aranguren, ex ministro de Energía.

«Se supone que en noviembre pasará a $ 9312 mWh (40% de reducción de subsidios) y en enero a $ 13434 por mWh (otro 40% de reducción). Punta contra punta sería un 330% de aumento», analiza Aranguren.

«No vi nada escrito sobre el excedente de 400 Kwh para el Nivel 3. Los costos del verano dependerán de lo que negocien con los generadores. (y del tipo de cambio. El verano está muy lejos todavía.», agrega.

En el caso de usuarios generales, como comercios y edificios, lo que pagan por MwH es ahora de $ 3.950 y se irá en septiembre a casi $ 6.000. Con las progresivas quitas de subsidio, ese costo subirá un 290%. El impacto en la factura final bordearía el 140%, según especialistas.

El Gobierno solo anunció la suba en el precio de la electricidad para los clientes nivel 1 (sin subsidios) y generales. Se estima que el miércoles hará lo propio con los clientes nivel 2 (menores ingresos, conservan todos los subsidios) y nivel 3 (ingresos medios, preservan una parte de las subvenciones).

Una vez conocidos los precios estacionales, los entes reguladores deben armar los cuadros tarifarios para que apliquen las distribuidoras eléctricas. En el caso de Buenos Aires y el conurbano, el Enre es la autoridad de aplicación.

Cuando tenga el detalle de los precios de la electricidad para los niveles 1,2,3 y generales, el Enre estaría en condiciones de indicarle los cuadros tarifarios que les tendrán que cobrar a los clientes de Edenor y Edesur.

Los entes reguladores de cada provincia deben determinar los cuadros tarifarios de esas localidades. Pero también deben esperar conocer el detalle de las subas para los clientes 2 y 3, prevista para el miércoles.

En el caso del gas natural por red, ya hay un documento sobre los precios PIST (costo del gas) a aplicar a las distintas categorías de clientes. Pero falta que Enargas, con esa base, haga los cuadros tarifarios para las distribuidoras de todo el país, con las diferenciaciones por regiones (en zonas frías se permitirá más consumo que en zonas templadas).

La imposibilidad de acceder al dólar ahorro por parte de quienes pidieron subsidios surgió efecto. Ya hay 25.000 clientes que prefirieron perder las subvenciones a los servicios públicos antes que privarse de seguir adquiriendo divisas a la cotización oficial.

En el Gobierno no están dando cifras sobre cuál será el aumento para los usuarios sin subsidios. El 20% del que hablaron para la luz quedó corto en relación a los datos difundidos el martes. Puede que aplique para los clientes de sectores “medios”, que se informará el miércoles. /Clarín

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: