Buscanos en las redes

Internacional

Falleció Mijaíl Gorbachov, el último líder de la URSS

Publicado

el

Comparte esta nota

Mijaíl Gorbachov, el último líder que tuvo la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) antes de su disolución, falleció este martes a los 91 años, según informó Tass, una agencia estatal de noticias de Rusia. El recordado político perdió la vida en el Hospital Central de Moscú.

Al comunicar la noticia, que rápidamente recorrió el mundo, las autoridades del centro de salud no dieron demasiados detalles: «Esta tarde tras una larga y grave enfermedad falleció Mijaíl Gorbachov», citó el medio RIA Nóvosti. Otros medios locales rusos afirman que Gorbachov había acudido al hospital para someterse a una hemodiálisis, por problemas renales.
Por otro lado, ya se informó que será enterrado en el cementerio Novodévichi de Moscú, en una tumba junto a los restos de su esposa Raísa.

Quién era Gorbachov
Gorbachov fue uno de los políticos más importantes en la historia universal. Como abogado, tuvo sus inicios trabajando en la Fiscalía, pero su devoción por la política lo hizo acercarse al Partido Comunista: tardó 15 años para convertirse en jefe del movimiento en su región. Ya para 1971, entró en el Comité Central, dentro de la Unión Soviética.

Siendo el máximo funcionario en la región de Stávropol, comenzó a aplicar métodos innovadores en la agricultura. En 1978 fue trasladado a Moscú con el fin de hacerse cargo de la supervisión del sector agrícola a escala nacional. En 1980 fue elegido miembro del Politburó, máximo órgano del poder ejecutivo de la URSS, repasa el medio ruso RT.

Con el apoyo de Yuri Andrópov, líder del país entre 1982 y 1984, Gorbachov se convirtió en uno de los políticos más visibles y activos del Polituró. Junto con Andrópov, se encargó de cometer reformas económicas y administrativas. Tras el fallecimiento en 1984 de Andrópov, el control del país quedó en manos de Konstantín Chernenko, de 74 años, que apenas un año después moría a causa de una grave enfermedad.

Su llegada al poder
Gorbachov fue secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética entre 1985 hasta 1991, año en que se derrumbó este modelo político. Su administración se caracterizó por su principal promesa política: la «perestroika», un término que significa reconstrucción, y se proponía reformar al primer Estado socialista de la historia.

Con esta incorporación, el país comunista empezaba a tener algunas apariciones del mundo privado: «Independencia comercial y autogestión financiera para manufacturas, aparición de cooperativas, antecedentes de empresas privadas y la anulación de restricciones para las operaciones con divisas», publicó RT.

«Por primera vez desde la Nueva Política Económica (NEP) de los años 20, se autorizaba en el país la iniciativa privada. Surgieron restaurantes, tiendas y otros negocios particulares, al mismo tiempo que comenzó la reestructuración de la mayor parte de las empresas públicas cuya asignación de recursos era determinada por el Estado», añadió ese medio.

La caída de Gorbachov
Mijaíl Gorbachov se vio obligado a renunciar a la conducción de la URSS luego de que 11 antiguas repúblicas soviéticas crearan la Comunidad de Estados Independientes. Así, se convirtió en la cara visible del desplome del Estado comunista más importante de la época.

«Fueron días oscuros para la Unión Soviética, para Rusia y para mí también. Pero no tenía derecho a hacer otra cosa», sostuvo Gorbachov, ya entrado en la vejez, sobre aquellos tiempos en que el comunismo soviético se derrumbaba. De hecho, aquel político sostenía que, de haberse hecho las reformas a tiempo, la URSS podría haber sobrevivido a la caída.

En declaraciones citadas por Tass, Gorbachov también explicó por qué decidió no recurrir a la fuerza para mantener la cohesión del bloque comunista: «En primer lugar porque habría dejado de ser yo mismo. Tal decisión habría desencadenado una guerra civil gravísima con consecuencias impredecibles. Estaba seguro de que este escenario debía evitarse a toda costa».

En 1990, recibió el Premio Nobel de la Paz, a tan solo unos meses de la caída del Muro de Berlín. El reconocimiento fue otorgado por los cambios en las relaciones entre Moscú y Washington, en la instancia final de la Guerra Fría.

En los últimos años, se destacó como el líder de la Unión de Socialdemócratas, un partido formado después de la disolución oficial del Partido Socialdemócrata de Rusia en 2007.

Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: