Buscanos en las redes

Política

Tibio mensaje de la iglesia en el Tedeum

Publicado

el

Comparte esta nota

El cardenal Mario Poli fue menos duro de lo que esperaban en Casa de Gobierno en su homilía del tedeum por el 25 de mayo. Si bien pidió en varias ocasiones por una «Argentina fraterna» y apuntó a la ética que deben tener los gobernantes, no hubo mensajes directos sobre el rumbo económico del Gobierno como se temía en la previa.

«Cuando el pan falta en tantas familias es cuando más tenemos que pensar en el prójimo y en sus necesidades básicas: educación, salud y justicia», aseguró. Fue quizás la frase más contundente. Lo escuchaban el presidente Alberto Fernández, sus ministros, diputados y otras autoridades jerárquicas, entre ellos el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Sí pareció haber un mensaje dirigido a la interna que divide al Frente de Todos y a las peleas políticas entre el oficialismo y la oposición cuando el arzobispo habló de «tensiones que parecen repetir crueles enfrentamientos». También cuestionó «los enfrentamientos para conservar intereses propios».

«En medio de las tensiones que parecen repetir crueles enfrentamientos, el Papa nos dice con sus gestos del buen samaritano que la existencia de cada uno de nosotros está ligada a la de los demás, la vida no es tiempo que pasa, sino tiempo de encuentro», aseguró.

Alberto Fernández llegó a la Catedral caminando desde Casa Rosada. Minutos antes había compartido un desayuno con sus funcionarios. En un breve contacto con la prensa pidió por la unidad de los argentinos. «Depende de cada uno de nosotros», planteó.

Sobre Mario Polli, hace dos semanas dos enviados del Vaticano vinieron a hacer una auditoría del comportamiento de las finanzas del arzobispado de Buenos Aires por comentarios sobre operaciones inmobiliarias poco transparentes. La carta con el detalle de las irregularidades que le enviaron al arzobispo trascendió al ámbito público.
En el mayor sigilo, dos enviados del Vaticano pertenecientes a la congregación para el Clero repasaron el año pasado los libros contables y toda la documentación del arzobispado a la vez que se reunieron con los responsables económicos. A fines de octubre, el presidente y el secretario de ese organismo de la Santa Sede, los arzobispos Lazzaro You Heung Sik y Andrés Ferrada Moreira le enviaron una carta al arzobispo porteño, cardenal Mario Poli, con un primer avance de los resultados. Allí dicen haberse detectado “algunos aspectos menos positivos que, según la evaluación de la congregación, requieren una atención inmediata”.

Luego llaman la atención sobre la falta en el arzobispado de dos instancias que deben controlar lo económico. “En primer lugar -puntualiza la carta-, causa perplejidad que, a pesar de la presencia de un numeroso Consejo Episcopal, no esté constituido el Colegio de Consultores, previsto por el canon 502 (del Código de Derecho Canónico, es decir, por la legislación eclesiástica mundial) y que, en los hechos, el Consejo de Asuntos Económicos se encuentre inoperante, ya que se está pensando en su redefinición”. Señala que el primer órgano debe tener entre seis y doce miembros, y el segundo, al menos tres.

“La falta de funcionamiento de estos órganos, por tanto, constituye una violación de los procedimientos sinodales requeridos por la legislación”, subraya la carta. Advierte que hace falta el consentimiento de esos órganos para enajenaciones de más de 30 mil dólares. Y que, si la operación supera los 300 mil dólares, se requiere la aprobación de la Santa Sede. No parece aventurado suponer ante esa puntualización de la congregación para el Clero que habría habido una o más transacciones que sobrepasaron esos montos y no contaron con la luz verde de esas instancias.

Tras pedirle a Poli que constituya y ponga en marcha “lo antes posible” el Colegio de Consultores y el Consejo de Asuntos Económico, le recomienda que como en noviembre cumplirá 75 años, edad en la que los obispos deben elevar su renuncia al Papa, “se limite a realizar únicamente aquellas transacciones económicas que en la actualidad resulten estrictamente necesarias, intentando, en la medida de lo posible, no enajenar activos pertenecientes a la arquidiócesis o a las parroquias, lo que al parecer ha ocurrido con frecuencia en los últimos tiempos”.

Además, la congregación para el Clero advierte sobre “una dudosa transparencia” en las acciones de un sacerdote, por lo que pide “encarecidamente que, en adelante, lo excluyera de encargos y responsabilidades, incluso informales, en la gestión administrativa”. También sugiere que a otro sacerdote no se le encarguen cuestiones económicas que lo distraigan de su tarea religiosa. Finalmente, reclama que la ecónoma diocesana le remita la documentación administrativa y contable que oportunamente se comprometió a enviar y aún no lo hizo.

Con información de TN

https://tn.com.ar/opinion/2022/05/08/el-dia-en-que-el-papa-francisco-hizo-temblar-a-la-iglesia-en-la-argentina/

Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: