Buscanos en las redes

General

Simoca dividida por un cura acusado de abuso a una menor

Publicado

el

Comparte esta nota

El drama comenzó a desencadenarse el lunes por la noche, cuando una menor salió enfurecida de su casa tras ser reprendida por haber llegado más tarde de lo habitual.

Lo que parecía una simpre rabieta, alarmó a sus padres cuando escucharon a la joven decir que se iba a vivir con el sacerdote. Fue ahí que sus progenitores decidieron seguirla.

Efectivamente, la adolescente se trasladó hasta el templo, ubicado en el centro de la ciudad de Simoca, donde el padre Pablo Valdez había salido a esperarla en la puerta.

Los padres de la menor, que ya sospechaban que algo fuera de lo normal había en la relación entre su hija y el párroco, se abalanzaron enfurecidos contra él, atacándolo a golpes.

Los gritos de «violador» con los que los atacantes justificaban su accionar, hicieron que otros se sumaran a la golpiza, que amenazaba convertirse en un linchamiento.

Pero la presencia de la Policía, que llegó en pocos minutos desde la Comisaría, ubicada a una cuadra del lugar, impidió que la cosa pase a mayores llevándose al sacerdote a la dependencia policial.

La menor, que presenció el ataque, sufrió un shock nervioso que le procoó un desvanecimiento. Luego de que fuera derivada a un centro asistencial, sus padres formalizaron una denuncia contra el religioso.

A partir de allí, la comunidad de Simoca quedó dividida entre quienes defienden al sacerdote y los que apoyan la postura de los padres de la menor.

Desde la Diócesis de Concepción, informaron que darán una conferencia de prensa cuando cuenten con la información necesaria para tomar una postura acerca del caso.

Mientras tanto, luego de recibir curaciones tras la golpiza, Valdez fue trasladado a una locación de la Iglesia en algún lugar de la capital, hasta tanto se defina si está incurso en alguna figura delictiva.

Contexto

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: