Buscanos en las redes

Salud

Realizan con éxito una compleja intervención oncológica de intestino grueso

Publicado

el

Comparte esta nota

La intervención tuvo lugar en los primeros días de diciembre del año pasado y el paciente evoluciona favorablemente.

El cirujano del área de Cirugía General del hospital Eva Perón, Ariel Alberto Juárez, brindó detalles sobre la cirugía de complejidad que se realizó en un paciente en grave estado, para el abordaje de un proceso tumorial a nivel del intestino grueso. La intervención tuvo lugar en los primeros días de diciembre del año pasado y el paciente evoluciona favorablemente.

El profesional comentó que el equipo tomó contacto con el caso durante la primera ola de Covid, el paciente consultó por dolor abdominal y deterioro de su estado general asociado a fiebre y descenso de peso: “Hicimos un estudio tomográfico donde se veía una inflamación a nivel del intestino grueso y en ese momento se lo derivó al hospital Centro de Salud donde se trató su patología inflamatoria, mejoró y fue dado de alta. Pero durante el fin de la segunda ola de Covid sufrió deterioro, volvió a contactarse y se detectó a través de una nueva tomografía la formación de un proceso tumoral en el sigma”.

En esa etapa, continuó el cirujano, revestía gravedad el hecho de que el intestino grueso se había comunicado con la vejiga a través de esta tumoración grave y a causa de ello se generaban en el paciente con frecuencia infecciones urinarias. A partir de allí se puso en marcha un equipo multidisciplinario del cual además formaron parte las áreas de infectología, clínica, enfermería y nutrición y los profesionales tomaron la decisión de internar al paciente para llevarlo en las mejores condiciones posibles a cirugía.

“Este cuadro debía sí o sí operarse, no teníamos expectativas de que mejorara con ningún otro tipo de tratamiento, pero cuando lo recibimos él no se encontraba en condiciones de ser operado por eso el equipo interdisciplinario intervino para la compensación de su infección generalizada, tuvimos la ayuda del área administrativa también para acelerar los procesos y la verdad que la celeridad con la que se manejó este caso fue algo muy alentador y para destacar”, dijo Juárez destacando la labor de todos los intervinientes que gestionaron con rapidez y responsabilidad también para garantizar los materiales necesarios para la intervención.

Una vez compensado el paciente ingresó a cirugía, proceso en el cual se encontraron con un voluminoso tumor de unos 25 centímetros, que comprometía la parte alta de la vejiga, el intestino grueso en su sigma y parte del intestino delgado. Se procedió a realizar una resección en bloque R0, que así se denomina cuando no se deja en el abdomen tumor macroscópicamente visible.

“La intención inicial fue interpretar a esta cirugía como oncológica, si bien no teníamos en su momento una biopsia de ese tumor. Lo que hicimos se denomina como hemicolectomía izquierda con resección de techo vesical y de 20 centímetros de yeyuno, con vaciamiento ganglionar en RE3”, definió el profesional a la vez que explicó posteriormente el paciente quedó con una ostomía o abertura quirúrgica, ya que no podía cerrarse en el momento ante el proceso infeccioso que había cursado en el abdomen y también se le practicó una anastomosis del intestino delgado y una cirugía plástica de la vejiga.

Extrajimos aproximadamente la mitad de su vejiga ya que estaba comprometida por la infección y al intestino grueso lo dejamos abocado. Cuando el paciente complete su recuperación se puede volver a unir, yo controlé su estado en varias oportunidades, él ha ido mejorando su estado general de salud, su peso y está agradecido y emocionado”, concluyó el profesional.

Fuente: Comunicación Tucumán 

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: