Buscanos en las redes

MIRADAS

A 39 años de la muerte de Illia y a 7 de Nisman

Publicado

el

Comparte esta nota

Este martes, las efemérides evocan a dos figuras de la política de Argentina. Uno fue presidente derrocado y el otro fue fiscal que murió en un confuso episodio y su caso no fue resuelto.

Un día como hoy, pero de 1983, fallecía en Córdoba Arturo Humberto Illia. Fue presidente de la Nación Argentina entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966, cuando fue derrocado por un golpe de Estado cívico-militar encabezado por el ejército y los gremios peronistas.

Illia fue víctima del quinto golpe de Estado contra un jefe de Estado democrático durante el siglo XX, sufrió una campaña de desprestigio encabezada por las revistas semanales, de claro perfil político cultural, que homologaron al mandatario como la «tortuga» y al general golpista Juan Carlos Onganía como el «Mesías» o el «Moisés» como lo presentaba la revista Primera Plana de Jacobo Timmerman.

Otro día como, en 2015 muere, en circunstancias que todavía no están esclarecidas, el fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman. En la noche del 18 de enero de 2015, el cuerpo del entonces fiscal de la causa que investiga el atentado contra la AMIA fue hallado en el baño de su departamento de Puerto Madero por su madre, Sara Garfunkel, con un orificio de bala en la cabeza.

La muerte se dio cuatro días después de que Nisman denunciara a la entonces presidenta Cristina Kirchner y su canciller Héctor Timerman, junto a otros funcionarios y dirigentes cercanos al kirchnerismo, por presunto intento de encubrimiento del atentado a la AMIA y un día antes de que se presentara en el Congreso.

La denuncia de Nisman apuntaba contra el Memorando con Irán que había promovido la Argentina y que fue aprobado por el Congreso: el fiscal afirmó que detrás había un pacto para que cesaran las alertas rojas contra los iraníes acusados.
A siete años, el caso no fue esclarecido.

Arturo Illia fue derrocado por los militares, desgastado por el peronismo sindical y ridiculizado por Jacobo Timmerman, padre de Héctor, quien fuera canciller peronista en 2015 y que fue el ideólogo del pacto con Irán. En ambos casos, se trataba de una bisagra para la política nacional. Illia había sancionado la ley del salario mínimo, vital y móvil, la de medicamentos, la de asociaciones profesionales, el mayor presupuesto que se haya destinado a educación (23%) y ciencia en la historia de este país, la decencia y la sencillez como banderas, todo eso fue Arturo Illia, un estadista ejemplar.

Breve repaso de la historia argentina contemporánea, a través de los  dibujos de Sábat - Infobae
Así lo desgastaba a Illia la prensa

Nisman era un fiscal con agallas a punto de desenmascarar a un gobierno, no solo por haber cajoneado la causa AMIA sino porque se iba a conocer en detalle la relación del gobierno con las dictaduras venezolanas, cubanas y su relación con el terrorismo internacional.

Verbitsky se mofa: San Nisman Mártir
Así contestaba el peronismo la muerte de Nisman

Ambos fueron truncados, ridiculizados y desprestigiados como justificativos de la política que responde a los intereses personales de los gobernantes de turno. A Illia ya lo reivindica la historia. Nisman tendrá que esperar a que la justicia decida si fue “suicidio” o asesinato.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: