Buscanos en las redes

Política

¿Juan Manzur se iría de la Jefatura de Gabinetes?

Publicado

el

Comparte esta nota

Esto lo dejó entrever un artículo publicado en el diario Perfil, bajo el titulo Guzmán y Manzur: ¿afuera?, escrito por el periodista Roberto García, donde pone de manifiesto la situación por la que estarían atravesando el jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro de Economía Martín Guzmán.

Compartimos de manera textual, lo referido a Manzur.

También tambalea la permanencia de Juan Manzur en la Jefatura de Gabinete, luego de una ríspida confrontación, en este caso con su jefe y mandatario. Hace un par de semanas que la relación entre ambos se desbarrancó. El tucumano, además de quejarse por operaciones en su contra provenientes de la cercanía presidencial, venía planteando exigencias sobre distintos puntos como presunto delegado de los gobernadores. Incluidas esas demandas en la performance económica de Guzmán, aunque no opera en sintonía con la vicepresidenta. Por el contrario.

El Jefe de Gabinete que, según versiones, estuvo por despedirse en disconformidad con la secuela enmarañada con el FMI –luego de haberse interesado él mismo en un arreglo, viajando casi por su cuenta a Washington y Nueva York– tropieza con el Presidente casi desde que ingresó al cargo. Inclusive por detalles que resultan menores. Por caso, su insistencia en convocar a los ministros a las 7 de la mañana, iniciativa de trabajo que no cayó bien en casi ninguno ni ninguna. Más de veinte pueden más que uno. Todos se dicen peronistas, pero ninguno llega a la Casa Rosada como el General a las 6 de la matina. Demasiado esfuerzo.

Esa imposición de Manzur fue cuestionada por Cafiero, quizás el más cercano a Fernández. ¿Quién se cree que es?, fue el interrogante más común entre los ministros. De ahí que el tucumano se quejara y vociferase que “estoy cansado de que me hagan operaciones”. Uno solo era el destinatario: Alberto. Tanto que el mismo Presidente, como veía acechar el temporal que él mismo provocó, empezó en los últimos diez días a alabar a su colaborador en distintos medios. Por ejemplo en el reportaje de Fontevecchia.

Personaje discordante. Otro distanciamiento se observa por la proximidad del empresario Cinosi, vinculado al Jefe de Gabinete, hombre de influencia en la OEA y de fluida comunicación con el gobierno norteamericano. Alberto odia a Cinosi, luego de haber sido su amigo. Le molesta en particular su presencia –varias veces con Manzur– y se fastidia por los cuestionamientos que formula sobre la inclinación del Gobierno por asociarse con administraciones como la de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Allí hay otra explicación de la guerra entre el Jefe de Gabinete y su antecesor y actual canciller, propenso a estos gobiernos casi tan populistas como el de Fernández.

Mas sustancia, en todo caso, hay en los planteos de Manzur sobre la conducción económica y el retraso para alcanzar un acuerdo con el Fondo. Parece que, inclusive, aventuró más de un nombre para el Palacio de Hacienda.

Apareció junto a Alberto, es cierto, pero la sensibilidad de Manzur ya quedó afectada: cree entender que lo mejor es retirarse a la gobernación de su provincia y, desde ahí, alimentar su viejo sueño: presentarse como candidato presidencial en el 2023. Difícil emprendimiento: también se lleva mal con Cristina. A quien, seguramente, le gustaría preguntarle qué fue a hacer su cuñada Alicia, la gobernadora, a un país tan explosivo como Ucrania.

Por lo pronto habrá que esperar como continúa esta historia.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: