Buscanos en las redes

MIRADAS

El Gigante con Pies de Barro

Publicado

el

Comparte esta nota

Desde el 2003, cuando asumió como gobernador, hasta el 2015, José Alperovich se convirtió en el hombre fuerte y más importante de Tucumán. Supo recibir las regalías de ser amigo de los Kirchner y posicionarse no solo con el control político de la primeria minoría política sino de los otros partidos que componían el parlamento local.

No había dirigente político que no pasara por el despacho de José. Párrafo aparte para los dirigentes del partido que acababa de dejar, la UCR. Todos sus amigos fueron compensados y algunos recompensados en lugares electivos del alperovichismo causando enojos en el peronismo.

En el ámbito empresario, las empresas de primos, hermanos y otros parientes se hicieron cargo de la obra pública. Eran bastantes, era la época de la soja a 600 dólares en el mercado de Chicago.
También incursionó en la justicia palanqueando jueces y hasta integrantes de la corte suprema. El poder era completo, nadie se atrevía a contradecir a José que fue electo tres veces como gobernador.

??Tú, oh rey, veías, y he aquí una grande imagen. Esta imagen, que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible.

La cabeza de esta imagen era de fino oro; sus pechos y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de metal;

Sus piernas de hierro; sus pies, en parte de hierro, y en parte de barro cocido.
Estabas mirando, hasta que una piedra fué cortada, no con mano, la cual hirió á la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.

Entonces fué también desmenuzado el hierro, el barro cocido, el metal, la plata y el oro, y se tornaron como tamo de las eras del verano: y levantólos el viento, y nunca más se les halló lugar.
Mas la piedra que hirió á la imagen, fué hecha un gran monte, que hinchió toda la tierra?.
La cita bíblica del antiguo testamento del libro de Daniel describe y remonta a tiempos inmemoriales la frase ??El gigante con pie de barro? y se refiere a los ídolos paganos levantados que sucumben ante Dios.

Y en el 2015 comenzó a desmenuzarse los pies de barro. Con una esposa impresentable e hijos cortos de edad para gobernar, José tuvo que recurrir a un humilde médico que había traído de La Matanza para quedar bien con el kirchnerato instalado en el conurbano bonaerense, Juan Manzur.

El juicio por el caso Lebbos y otra causa de violación iniciada por su sobrina obligaron a Alperovich a abandonar el aguantadero del senado. El gigante ya había sido traicionado y políticamente cancelado.

Hoy la noticia fue sobre su salud. La menos leída en los portales. A nadie le importó salvo a su familia más cercana. El gigante ya ha dejado de existir y pronto será completamente olvidado.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: