Buscanos en las redes

columnas

MANZUR SIGUE LA GESTI»N DE JALDO DESDE BUENOS AIRES

Publicado

el

Comparte esta nota
POR RUBEN RODO

Jaldo está probándose el traje y los oropeles del poder. Es un regalo que le llegó cuando menos esperaba, como consecuencia de la derrota catastrófica del peronismo en las primarias. Desde la cima en que se encuentra con todos los «fierros» en la mano y una maquinaria mucho más potente que la de la Legislatura, juntará agua para su molino, nadie dude. Ve, ahora, sin impedimento constitucional alguno, que la llegada al palacio está al alcance de la mano.

Si Manzur, no consiguiera la reforma constitucional «empresa ahora mucho más difícil- no tendrá otra alternativa que designar a un delfín. Su favorito, in pectore, es Pabo Yedlin, entonces, se descuenta, ya consagrado príncipe del Senado. Manzur es el senador suplente. Como las elecciones provinciales están separadas de las nacionales, el trueque es factible. El gobernador de licencia tirará toda la carne al asador a favor de su potrillo, como postulante al PE. Los dos peronistas tendrán que enfrentar, por fuera del PJ, a Germán Alfaro. Éste, antes que amanezca, ya anunció que se presentará como candidato a gobernador por el partido de la Justicia Social, que lo cobija.

La vuelta de Juan Manzur a su tierra natal es un gran interrogante. Ni él sabe. De pronto, por la crisis que desató la derrota memorable del PJ en las primarias, se encontró jugando en las grandes ligas de la política nacional. Fue un halago inesperado que no pensaba recibir. Pero lo que más lo sorprendió es que Ella lo haya propuesto como jefe del Gabinete de Ministros. Interpretó que ese gesto representaba su reconciliación con la vicepresidente y su perdón.

No cabía en su felicidad. No podía declinar el convite por el origen de dónde venía, pese a que en sus adentros no quería abandonar Tucumán por su pelea con Jaldo. Su sonrisa eterna se ensanchó un poco más. Desde Buenos Aires, monitorea la gestión de su adversario a través de su cofradía que lo tiene al tanto de lo que se hace en la Casa de Gobierno. Jaldo no tocó a nadie del gabinete provincial hasta no saber quiénes se irán con Manzur.

Tiene como misión «él lo sabe muy bien- revertir los resultados de los últimos comicios donde el peronismo resultó revolcado como nunca en toda su historia. Perdió por goleada en 17 de los 24 distritos electorales. Cayó el mito de que el peronismo unido nunca es vencido. Tuvo que tragar el polvo de la derrota, a pesar de que la campaña la condujeron la cónyuge supérstite y el Presidente.

¿Alfonso de Prat Gay puede ser el hombre de la unidad?

En el puerto, anticipadamente, a Manzur le calzaron el mote de Señor de los Milagros. Si da vuelta la derrota, se entiende. Es una empinada y escabrosa empresa. Podrá achicar la diferencia con la política clientelar y la compra de voluntades, en la que es un experto, y nada más. Es de difícil concreción la misión que se le encargó.  La oposición, en sus distintas vertientes, en un acto que la enaltece, decidió unirse para enfrentar el choque del domingo 14 de noviembre. Tuvo que haberlo hecho antes de las primarias y otro, desde luego, hubiera sido el resultado. Aunque tarde, juntarse ahora es muy importante. Si amontonado el arco opositor quiere hacerle la pata ancha al peronismo debiera designar, después de la consulta de medio tiempo, el candidato a gobernador y comenzar a trabajar junto a él, recorriendo la provincia por los cuatro puntos cardinales. ¿Alfonso de Prat Gay puede ser el hombre de la unidad? Para pensarlo.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: