Buscanos en las redes

columnas

LA OPOSICI»N DESAPROVECH» EL CISMA DEL PJ VERNÁCULO

Publicado

el

Comparte esta nota
El encontronazo entre el gobernador y el vice no es un hecho de todos los días, aunque ya se dio otras veces aquí, sin la profundidad de ahora, con una divisoria de aguas inédita dentro del partido de Perón.

Las elecciones de mañana no son una consulta popular cualquiera, una más en el calendario electoral. Son fundamentales. Decisivas. Detrás de sus resultados está el destino futuro de la República, pese a que no está en juego el sillón de Rivadavia. Para la endeble democracia, los comicios de medio tiempo son de vital importancia. El kirchnerismo «una variante tóxica del peronismo en las pampas argentinas- anunció que viene por todo. Y está sólo a una decena de votos, en la Cámara de Diputados, para obtener el control institucional de la República. Y de ahí, la impunidad para Ella y sus vástagos está al alcance de la mano, después de los latrocinios que cometieron.   

Era la ocasión «única e irrepetible en mucho tiempo., como ya se insistió hasta el cansancio desde esta columna-, para que un Frente Electoral Amplio en el que se juntaran las fuerzas contradictoras del PJ, -fragmentado en dos mitades-, para infligirle una derrota histórica al peronismo y recuperar más adelante la administración de la provincia.

Se dejó pasar el último tren, lamentablemente. Privó la carencia de altruismo y la falta de grandeza, la mezquindad, las vanidades y el egocentrismo de siempre. En estas circunstancias históricas actuales, tan especiales, las agrupaciones políticas y sus candidatos pensaron más en sí mismos, antes que el Tucumán degradado. Nunca en su historia llegó a niveles tan bajos por el pauperismo y una indigencia que horrorizan. La pobreza supera el 50%, acaso uno de los índices más altos del país. ¿Qué hizo el peronismo, en décadas de gobierno, por bajarlos? Nada efectivo.

Sin embargo, hace alharacas de que se ocupa de los pobres, pero cada día los multiplica y hay más y más, que es lo único que fructifica en la Argentina de hoy. De Tucumán ni hablar en este tema puntual. Se arribó a este estado, no sólo por las consecuencias del virus maldito que asuela el planeta, sino por males inveterados que vienen de lejos, de antes de la llegada del coronavirus, que los gobiernos no supieron resolver.

Por captar voluntades, el peronismo de las dos facciones (Manzur y Jaldo), como lo hizo siempre, utilizó los recursos del Estado en el afán de seducción, como una solución electoral y transitoria, no de fondo como necesita Tucumán.

Conocido el escrutinio, se sabrá si Manzur no cometió un error al fracturar en dos al PJ. En ese río revuelto, puede pescar en la pecera el intendente. Pese al peronismo que declama, insertó a su partido en el Frente por el Cambio donde militan fuerzas contrarias al PJ. En las listas que van al choque hay candidatos testimoniales, Osvaldo Jaldo y Germán Alfaro, para citar a sólo dos. De ser electos, ni el uno ni el otro asumirá. El presidente del Parlamento es un mentiroso consuetudinario. Las cuatro o cinco veces que resultó electo diputado nacional, nunca asumió. Hasta llegó la desvergüenza de jurar ante escribano público. ¿Quién puede creer en su palabra después de tanto engaño?

Va de suyo que el alcalde tampoco dejará la Municipalidad, cuando ya echó rodar él mismo su candidatura a gobernador en el 2023.   

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: