Buscanos en las redes

Política

El estilo «vegetativo» de Manzur juega su partido definitivo

Publicado

el

Comparte esta nota

Según la definición del diccionario «vegetativo» significa «que solamente realiza las funciones fisiológicas estrictamente imprescindibles para continuar vivo». Así actuó siempre en su carrera política Juan Manzur, con un enorme éxito, incluso desde antes de ser elegido gobernador.


El gobernador, antes Ministro de Salud, hizo siempre lo estrictamente necesario para continuar vivo. Incluso, con habilidad, durante su primera campaña para mandatario provincial evitó siempre cualquier conferencia de prensa, y limitó todo lo que pudo su exposición pública, consciente de sus limitaciones.


Pero además, Manzur no inspira simpatía ni confianza y, ni siquiera, es considerado por los tucumanos como un par, ya que emergió desde un Gobierno Nacional, y no desde la militancia en la provincia. Por eso no extraña que ante la primera gran crisis, como es la pelea con Osvaldo Jaldo, la única «??lealtad»?? que conservó en la provincia fue la que depende estrictamente de lo económico.


Max Weber, uno de los padres de la Sociología moderna, distinguía tres tipos ideales de liderazgo político. Este científico consideraba que en una sociedad que evoluciona, estos tres tipos deberían experimentarse cronológicamente. Pero hoy, en Tucumán, una provincia cuya involución es permanente, parece difícil que se produzca este proceso.


Sin abundar en la teoría weberiana, lo que haría de esta columna un bodrio, sí vamos a profundizar en algunos conceptos sin los que el desarrollo quedaría incompleto. Desde esta humilde nota, se recomienda a los lectores curiosos, el ensayo La Política como Vocación, de este autor que explicó como nadie los fenómenos de la política en los estados modernos.


Según Weber, la autoridad es el poder aceptado como legítimo por aquellos sometidos a ella. Se dice que estas tres formas de autoridad aparecen en un «orden jerárquico de desarrollo». Los Estados pasan de la autoridad carismática a la autoridad tradicional y finalmente llegan al estado de autoridad racional-legal el cual es característico de una democracia liberal moderna.


La autoridad carismática surge del encanto personal o de la fuerza de una personalidad individual. «Los hombres (o les persones, para la Argentina 2021) no le obedecen [al gobernante carismático] en virtud de la tradición o del estatuto, sino porque creen en él». Según Weber, la dominación carismática no se desarrolla a partir de la tradición establecida sino más bien de la creencia que los seguidores tienen en el líder.


Según Weber, una vez que el líder pierde su carisma o muere, los sistemas basados en autoridad carismática tienden a transformarse en sistemas tradicionales o racional-legales. En la autoridad tradicional, la legitimidad de la autoridad viene de la tradición o la costumbre; Weber lo describió como «la autoridad del ayer eterno» y lo identificó como la fuente de autoridad para las monarquías.


La autoridad legal, también conocida como autoridad racional-legal, es donde una persona o institución ejerce poder en virtud del cargo legal que tienen. Es la autoridad que exige la obediencia al cargo en lugar de a la persona investida de ese cargo. Una vez que lo dejan, su autoridad racional-legal se pierde. Weber identificó «las reglas racionalmente creadas» como la característica central de esta forma de autoridad.

Las democracias modernas (como la que se implementó en la Argentina) contienen muchos ejemplos de regímenes legales-racionales. Hay diferentes maneras en que la autoridad legal puede desarrollarse. Muchas sociedades han desarrollado un sistema de leyes y reglamentos y existen muchos principios diferentes de legalidad.


Aunque la autoridad racional-legal puede ser cuestionada por los subordinados, es poco probable que resulte en un cambio rápido en la naturaleza del sistema. Tales luchas por el poder, según Weber, pueden basarse en el nacionalismo, la etnia y en su mayoría son luchas políticas. En este punto pueden agregarse «??las grietas ideológicas»??, un fenómeno muy actual, no sólo en la Argentina.


Según esta teoría, entonces, Juan Manzur se encuentra en las antípodas de una autoridad carismática. Cuando llegó al poder, la gran mayoría de los tucumanos ni siquiera conocían la voz de Manzur, y menos su concepción de la política.


El actual gobernador es una fusión de la «??autoridad tradicional»?? y «??autoridad racional-legal»??. Puede ser considerado «??tradicional»?? ya que fue ungido por el propio José Jorge Alperovich como su sucesor, después de tres mandatos del ahora senador «??excluido»??. Eso fue posible en medio del fragor del kirchnerismo puro, que en Tucumán había terminado de conformar, solventado por las arcas estatales, el más eficiente aparato electoral que haya conocido la provincia en sus 200 años de historia.


Pero también es «??racional-legal»?? ya que fue elegido democráticamente, bajo una serie de normas previstas en la Constitución de Tucumán que regulan a la provincia. Que haya sido olvidado el espíritu con que esas leyes fueron creadas y ahora sean utilizadas para beneficio individual de quienes ostentan el poder, no le quita a Manzur su carácter de «??autoridad racional-legal»?? según la teoría de Max Weber.

Esta fusión que sintetiza el mandatario, por supuesto, tiene otras características particulares. Por ejemplo, esa «??tradición»?? a la que supo pertenecer cayó súbitamente cuando se rompió su relación con Jaldo. Manzur fue, durante el mandato de Alperovich, el Presidente de la Legislatura encargado de acaparar fondos destinados a la Cámara, para destinarlos luego a las elecciones provinciales que le permitirían al oficialismo sostenerse en el poder.


Por otro lado, la característica de «??racional-legal»?? pierde fuerza desde el momento en que uno de los poderes del Estado como es la Legislatura de Tucumán, que él mismo supo construir, ha dejado de darle el apoyo que tuvo desde que fue electo en el primer mandato. Es decir, dos de las columnas que sostuvieron indemne el poder del mandatario se han deteriorado casi tanto como las del Mercado del Norte, ahora desalojado.


La tercera columna es el Gobierno Nacional, en la que hoy el gobernador ha apostado casi todo su futuro político, ya que una derrota electoral en estos comicios de medio término lo transformaría en un paria político, con la consecuente caída de la protección judicial que le ha permitido llegar hasta aquí sin traspiés importantes en los tribunales, federales y locales, pese a una gran cantidad de causas en las que ha sido involucrado.


Por ello, el gobernador Juan Manzur y su estilo «??vegetativo»?? enfrentarán pronto su más importante prueba en las próximas elecciones. Por suerte para los tucumanos, su falta de carisma y su incapacidad para liderar al peronismo tucumano, le impedirán convertirse en un Gildo Insfrán, y convertir en otra Formosa a la que supo ser la más importante provincia del Norte Argentino.


Es necesario aclarar que lo «??vegetativo»?? del gobernador se refiere exclusivamente a su relación con el electorado, al que nunca dio explicaciones ni tampoco expectativas. Su estrategia fue siempre «??agradar»?? al poder central, sin importar la bandera. Sigue aún en la memoria del kirchnerismo nacional, que fue el ex ministro de Salud de la Nación el primero en sentencia la muerte del movimiento que encabezó Néstor, continúan Cristina y Máximo, cuando Mauricio Macri recién asumía.


Por ello la fortaleza de Manzur se funda en el perfecto conocimiento de sus limitaciones. Se sabe incapacitado para liderar un partido político o gobernar una provincia si no es a través de la coacción económica que le permite su férrea obsecuencia a quienes manejen las cajas a nivel nacional. Aunque es en eso lo que se ha transformado la mayor parte de la política nacional.


Pero más allá de esta situación, y el futuro de Juan Manzur y en su guerra con Osvaldo Jaldo, será muy difícil que Tucumán cambie de bandera política o surja del peronismo una opción superadora, que reencamine a la provincia y frene la pauperización económica, moral e institucional en la que se encuentra desde finales del siglo pasado.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: