Buscanos en las redes

Política

Ya llegaron los telegramas: ¿cuántos contratados se irán de la Legislatura por la guerra Manzur-Jaldo?

Publicado

el

Comparte esta nota

Después de la ruptura entre el gobernador Juan Manzur y el vice, Osvaldo Jaldo, la gran mayoría de los contratados de la Legislatura de Tucumán se lo esperaba, y comenzó ayer: una importante cantidad de empleados políticos, que dependen directamente de los legisladores y no tienen estabilidad, recibieron el telegrama en el que se les anunció su baja.

Una versión aseguró que, sólo este viernes, fueron 1.600 los «??prescindidos»?. Sin embargo, se espera que ese número llegue a multiplicarse hasta por 10. Es decir, unos 16 mil contratados podrían perder su ingreso como consecuencia de esta guerra que ya había comenzado con la avanzada del gobernador contra todo jaldista en el Poder Ejecutivo.

Sin embargo, el total secretismo con el que se maneja el presupuesto legislativo en lo que respecta a sus empleados «??contratados»?, y con la imposibilidad legal de acceder a esa información, todas son conjeturas sobre el real impacto de la pelea en estos asalariados. Sin embargo, se puede hacer una estimación de estas repercusiones.

Lo que sí es público es el monto del Presupuesto Provincial 2021, y los porcentajes que les corresponden a cada uno de los poderes del Estado. Esta ley establece un total de erogaciones estimadas en $ 215.000 millones. Además, está contemplado un déficit (necesidad de deuda) cercano a los $ 10.000 millones.

Según cifras oficiales, las erogaciones de la Provincia se repartirán en un 88% para el Poder Ejecutivo y los organismos autárquicos (incluyendo las comunas rurales); el 8% para el Poder Judicial; y el 4% restante para el Poder Legislativo. Entonces, por ley, al Poder Legislativo le corresponden 8.600 millones de pesos para el 2021.

Si dividimos esos 8.600 millones en los 12 meses, entonces la cámara dispondrá de 716,6 millones de pesos mensuales. Tucumán cuenta con 49 bancas, pero en este momento sólo están ocupadas 48. Si a ese momento mensual lo dividimos en la cantidad de legisladores, entonces a cada uno le corresponderían poco más de 14,9 millones mensuales. Pero, seamos más realistas, y le quitemos el 20 por ciento de ese momento, para gastos formales de la cámara, y así quedarían unos 12 millones de pesos disponibles por mes.

Unido, el oficialismo había comenzado el período 2019-2023 con 33 de los 49 escaños de la Cámara provincial. El 8 de marzo, tras la designación del jaldista Eduardo Cobos como nuevo defensor del Pueblo, 11 de los legisladores aliados al gobernador crearon su propio armado. Pero con el correr de los días hubo nuevos «pases de bando»; así, por el momento, el jaldismo cuenta con 20 miembros, mientras que el manzurismo contabiliza 14.

Entonces, lo que es seguro es que esos 14 legisladores ya no dispondrán de sus 12 millones de pesos mensuales para los contratados. ¿Cuánto gana un contratado? Es difícil confirmarlo, aunque fuentes aseguran que los montos comienzan en los 30 mil pesos y pueden llegar a los 150 mil pesos mensuales. Si hacemos un promedio, entonces los contratados estarían entre los 70 y 100 mil pesos mensuales. Esos son buenos ingresos en una de las provincias donde el promedio de salarios es de los más bajos de la Argentina.

Así, si Jaldo decidió prescindir de absolutamente todos los contratados de cada legislador manzurista, serían entre 100 y 150, aproximadamente. Eso, multiplicado por 14, entonces nos daría entre 1.400 y 2.100 despedidos de la Legislatura sólo si se cuentan quienes hasta la semana pasada habían decidido optar por el gobernador en esta disputa.

Sin embargo, en 2018, se hablaba de más de 30 mil empleados contratados en la Legislatura. Después, esa cifra, siempre en versiones, bajó a 12 mil. A priori, es esperable una nueva crisis de empleo en la provincia que, con 9,5 por ciento, ya tiene el índice más alto de todo el Noroeste Argentino.

Por supuesto, todo el dinero ahorrado, tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo, no irá a solucionar los problemas de la provincia. Será destinado, como sucede desde hace años, a lograr un triunfo en las inminentes elecciones legislativas provinciales. Después, todo será igual.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: