Buscanos en las redes

Justicia

El Ministerio Fiscal logró la primera condena con pena de prisión efectiva de un delito flagrante en un juicio oral y público

Publicado

el

Comparte esta nota

La Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes I, a cargo de Carlos Picón, en el marco de un juicio oral y público celebrado este miércoles 10 de marzo, bajo la modalidad semipresencial, logró una condena de prisión efectiva por el término de tres años y medio contra Leonel Guevara, de 20 años, por un hecho ocurrido el 6 de septiembre de 2020 en el barrio Juan XXIII («La Bombilla»).

De acuerdo a los detalles de la causa, Leonel Guevara junto a un menor de edad fueron sorprendidos el día 6 de septiembre, a las 6.00 de la mañana, por el dueño de una casa en el barrio Juan XXIII (‘La Bombilla’), cuando intentaban robarle la moto desde el garage.

El fiscal destacó la celeridad con la que se llevó a cabo el debate. «En poco más de tres horas logramos la condena que habíamos pedido. Ya le habíamos ofrecido a la defensa un acuerdo de juicio abreviado por la misma pena, pero el imputado no acepto, lo cual generó un desgaste jurisdiccional innecesario».

En la audiencia declararon peritos, policías, la víctima y el imputado, que fue condenado por los delitos de tentativa de hurto agravado por haber sido cometido con la participación de un menor de edad y portación ilegítima de arma de fuego de guerra.
«Es hora de que escuchemos que Tucumán dijo basta», expresó el fiscal en la apertura de sus alegatos.

El hecho

Leonel Guevara, de 20 años, y su cómplice menor de edad escaparon ese 6 de diciembre después de un intento de robo de una motocicleta en una casa del barrio Juan XXII. El propietario de la vivienda los persiguió en una moto. En el camino se contactó con personal policial que fue tras los pasos de los sospechosos, logrando darles alcance en inmediaciones de Saavedra y Perú.
El mayor tenía en su poder una pistola 9 milímetros con la numeración suprimida que estaba cargada y lista para ser accionada. Además, se le secuestraron dos cargadores y 11 municiones.

«Cuando una UFI ofrece un acuerdo de juicio abreviado, lo hace contando con pruebas de calidad y una teoría del caso sólida, es importante remarcarlo para evitar desgastes innecesarios como en este caso con la realización de ocho audiencias, cuando la víctima quería una salida alternativa», señaló Picón.

Semanas atrás, la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes II, a cargo de Carlos Saltor, había obtenido la primera condena en un juicio de cesura, que cuenta con dos etapas, una para la condena y otra para la imposición de la pena. En ese caso, ya se logró la condena, quedando a la espera del debate en que se le impondrá al condenado la pena que debe cumplir.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: