Buscanos en las redes

Política

El empinado camino de la ruta por la Quebrada del Portugués

Publicado

el

Comparte esta nota

Cuando se trazó el camino a los valles, existían dos opciones, la actual y por la Quebrada del portugués. Hace 80 años, el entonces gobernador José Frías Silva se inclinó por el actual trazado. De acuerdo a los estudios efectuados por Vialidad Nacional, la velocidad directriz es de 15 km/h, en un camino de cornisa de 4 metros, por la Quebrada del Portugués sería de 50 km/h, con un trazado de dos vías vehiculares tanto para subir como para bajar de los Valles Calchaquíes.

Por esta ruta transitaron a lo largo de la historia, los pueblos originarios residentes en la zona y tristemente fue el camino el utilizaron los españoles en tiempos de la conquista. En la década del 70, el entonces gobernador de facto Antonio Domingo Bussi, comenzó a trabajar en el proyecto, pero nuevamente quedó trunco.

El 5 de setiembre 2012, en la sede de la Federación Económica de Tucumán (FET) se dieron cita una gran cantidad de representantes de los diversos sectores de la vida política, social y cultural de nuestra provincia para impulsar nuevamente el proyecto.

Se presentó un trazado y la próxima realización del estudio de costos y el impacto ambiental a cargo de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), para elevar el informe al entonces gobernador José Alperovich, de acuerdo a lo manifestado por quien oficiaba de secretario en la Legislatura provincial, Juan Antonio Ruiz Olivares.

El grupo de oradores fue importante Raúl Robín (FET), Héctor Monayer (Comisión Pro-Camino por la Quebrada del Portugués), Walter Marino (Turismo de Tafí del Valle), Santos Pastrana (Cacique Diaguita), Avelino Valdez (Programa Huerta Familiar del NOA), Liliana Cruz (Cacique de El Rincón) y Alberto Olea (por entonces Intendente de Monteros).

Entre los legisladores provinciales de la época, estuvieron presentes José Teri (venía de la DPV), Regino Racedo, Alberto Herrera y José Páez, concejales de la Ciudad de Monteros, Concepción, Simoca y San Miguel de Tucumán, funcionarios del Poder Ejecutivo, técnicos ambientalistas, de construcción, y numeroso público.

Más allá de un consenso generalizado entre los asistentes, el único inconveniente estaba planteado en un tramo del trazado de la ruta, porque incluía territorio sagrado para los pueblos originarios. Los técnicos tomaron nota para subsanar el inconveniente en el proyecto final, pero en concreto, del tema no se volvió a hablar más.

Esta semana se firmó en Buenos Aires un convenio con el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis; el gobernador, Juan Manzur y el decano de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Tucumán (UTN – FRT), Fabián Soria, quienes estarán a cargo del proyecto ejecutivo para iniciar la concreción de la ruta provincial N°325 entre Monteros y Tafí del Valle, con fondos nacionales.

Esperemos que finalmente este viejo anhelo pueda concretarse, los diversos gobiernos provinciales tienen una larga deuda en lo que se refiere a rutas provinciales. La gran mayoría se encuentran en muy mal estado de conservación y mantenimiento. Sería saludable que este sea el puntapié inicial del cumplimiento de este problema de larga data en Tucumán, porque hasta aquí como hemos visto a lo largo de la historia, solo hemos sido testigos de mucho ruido pero pocas nueces.  

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: