Buscanos en las redes

Economia

El Gobierno lanza el programa inédito Industria 4.0 para aumentar la productividad y reducir costos de empresas

Publicado

el

Comparte esta nota

Para muchos empresarios y dirigentes del país, hablar de transformación digital aún asusta. Repensar sus modelos de negocios en base al uso de herramientas tecnológicas como
big data, industrial internet of things o e-commerce, les puede generar más dudas que soluciones. Sin embargo, la decisión de no implementarlas en el corto plazo, puede poner en riesgo su competitividad, o incluso, existencia. Por eso, para ayudar a las empresas, el Gobierno Nacional crea el plan Industria Argentina 4.0.

Tal como regula la resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, los ministerios de producción y Trabajo y de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología lanzan esta iniciativa para optimizar las capacidades tecnológicas y productivas de las empresas. Los principales objetivos de esta política pública son crear empleos de calidad, agilizar procesos productivos, penetrar mercados internacionales y mejorar la productividad.

Basado en los lineamientos de desarrollo económico planteados en el
G20 y las experiencias de países del primer mundo, las autoridades nacionales pondrán en marcha programas y herramientas tecnológicas, tales como plataformas digitales de intercambio de servicios, recursos y transacciones económicas, para incrementar la competitividad, la expansión y la rentabilidad de las empresas, especialmente las pymes.

Al respecto, Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y PyMEs, señala a
LA NACION: «La necesidad de la transformación digital de las pymes fue uno de los temas principales que se abordó en el G20. El mundo no espera». Agrega: «Necesitamos encarar esta agenda de productividad y transformación digital. Creemos que en el caso de las empresas grandes ha encarado procesos de innovación, pero necesitamos ayudar a las pequeñas y medianas empresas, porque son las que tienen mayores dificultades para la adopción».

Según él, este proceso consiste en la adaptación «del modelo de negocios y la forma de trabajo de una empresa a las nuevas tecnologías aplicables a la producción». Mayer aclara: «Si bien se lo asocia muchas veces únicamente al comercio electrónico e internet, en realidad abarca a todo el conjunto de tecnologías o de herramientas, como inteligencia artificial, robótica, los sensores, que cualquier empresa puede usar. No sólo se asocia al sector industrial. Puede ser útil para comercios, agro, turismo, minería, energía».

Desde hace un año, el ente que dirige el funcionario trabaja en la temática junto al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), universidades, cámaras sectoriales y clusters de tecnologías para ayudar a las pymes a tener más clientes, mejor calidad y mayor productividad. Para ello, ha desarrollado el
Programa de Transformación Digital, que brinda capacitación y asistencia técnica en los procesos de cambio necesarios para potenciar su crecimiento.

Diego Pasjalidis, subgerente de transferencia tecnológica del INTI, coincide: «Los modelos de negocios indefectiblemente migran cada vez más hacia la tecnología. En la actualidad, no contar con herramientas digitales es una desventaja competitiva para muchas pymes».

«Todas las industrias y sectores que se reconfiguraron en la última década, como comunicación, educación, comercio, entre otras, ya han incorporado en gran medida la tecnología -amplía Pasjalidis- y esto hoy se profundiza en sectores como producción, agro, movilidad, biotecnología, lo que obliga a las pymes a elevar sus estándares de servicio y comunicación para sostenerse».

Actualmente, las alternativas de herramientas tecnológicas son variadas y adaptables a la naturaleza de cada empresa. Entre las principales, se destacan: aplicación de realidad aumentada a los productos, software de gestión, sistemas de control de inventarios, sensores y sistemas inteligentes para geolocalización, robotización, inteligencia artificial e impresión 3D hasta sitios de comercio electrónico en la nube.

Teresa Behm, gerente de tecnología e innovación de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana (AHK Argentina) que trabaja junto a la secretaria de Mayer en la promoción de estos temas, cuenta a este medio: «La industria 4.0 es una filosofía de trabajo, que incluye a las nuevas tecnologías, pero va más allá de la automatización. Es una forma de pensar cómo aprovechar los datos, que pueden estar en la nube». Sostiene: «No hay que implementar de golpe una fábrica digital. Más bien hay que comenzar con un primer paso y cosas muy pequeñas, como el análisis de los datos de la producción y la administración para mejorar los procesos».

Behm comparte la experiencia del país europeo líder en innovación y tecnología, cuenta: «Acompañamos el proceso de transformación digital de las pymes argentinas compartiendo la experiencia alemana a través de actividades de capacitación, eventos de intercambios y concursos». Continúa: «Además ayudamos a hacer el nexo entre actores del ecosistema startup, instituciones de desarrollo y empresas alemanas para fortalecer la colaboración entre todos e incentivar la incorporación de nuevas tecnologías en la producción».

 

Tal como publicó el Gobierno en el Boletín Oficial, se creó el plan Industria Argentina 4.0 que tiene como objetivo el diseño, coordinación, ejecución y evaluación de políticas públicas basadas en los siguientes ejes:

 

    • Favorecer la competitividad de la industria argentina a través de la incorporación de tecnologías emergentes aplicadas a los procesos productivos, la innovación y el desarrollo de nuevos modelos de negocios

 

    • Facilitar y promover la vinculación del sector industrial argentino con la frontera del conocimiento y el cambio tecnológico

 

    • Estimular la conformación de ecosistemas productivos regionales basados en la especialización inteligente de los territorios, sustentados en sus capacidades productivas y tecnológicas

 

    • Fortalecer la infraestructura nacional de instituciones tecnológicas y el desarrollo de servicios especializados orientados al sector industrial, facilitando asimismo el acceso a redes internacionales de índole tecnológica
    • Mejorar la jerarquización de tareas y empleos, adecuando y aumentando la oferta de capacitación orientados a los desafíos e innovaciones en los nuevos esquemas del mercado de trabajo
    • Fomentar el diálogo público-privado en torno a los desafíos y oportunidades que representan las nuevas tecnologías asociadas a la denominada «cuarta revolución industrial» para el sector industrial, a fin de delinear iniciativas y cursos de acción que permitan abordarlos
  • Promover la sensibilización de todos los actores relevantes de la comunidad en relación al potencial de las tecnologías Industria 4.0, particularmente en el sistema educativo y territorios en proceso de transformación productiva dinámica

Según señalaron, la creación de este plan responde a uno de los ejes estratégicos del Gobierno que es «impulsar procesos de transformación productiva que estimulen el desarrollo económico, promoviendo las capacidades tecnológicas y productivas de las empresas, la creación de empleos de calidad, la participación en los mercados internacionales, la mejora de la productividad y la incorporación y el desarrollo de las tecnologías emergentes». Y agregaron que así se pretende elevar la capacidad competitiva del sector de producción industrial argentino.

Tal como explicaron en la resolución conjunta 1/2019 del Boletín, el plan Industria 4.0 será un trabajo que se hará entre el Ministerio de Producción y Trabajo y el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. Por lo tanto, el Comité Ejecutivo 4.0 que diseñará y ejecutará esté plan estará conformado por integrantes de ambas carteras. Estos deberán reunirse al menos una vez al año y, entre otras funciones, tendrán que elaborar un plan de trabajo y gestionar una plataforma digital de público acceso para el plan.

Sumado a esto, el Gobierno solicitó que se cree un Consejo Asesor que convocará a entidades privadas, además de incluir a representantes del sector público: es decir, los integrantes del Comité Ejecutivo y miembros de otras dependencias del sector que consideren pertinentes. Entre otras tareas, el consejo deberá proponer mejoras a las acciones del plan Industria Argentina 4.0 e identificar oportunidades y sectores en los que se puedan implementar.

Además, en el Boletín Oficial aclararon que los integrantes del Consejo Asesor y del Comité Ejecutivo trabajarán ad-honorem.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: