Buscanos en las redes

Sociedad

Ratifican la acusación contra dos curas que provocó un escándalo en Mendoza

Publicado

el

Comparte esta nota

«??Ante las injurias y la desinformación, toda la verdad»?, pidió el arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo. La máxima autoridad de la Iglesia Católica en la provincia cuyana ha quedado en medio de la denuncia de un exseminarista, que lo acusa de querer trasladar a San Juan la investigación canónica por los abusos en el monasterio del Cristo Orante, para tapar el escándalo y evitar la judicialización del caso por el que están detenidos dos sacerdotes de su arquidiócesis.

El obispo confirmó que la investigación canónica ha pasado a Buenos Aires y que el seminarista después de varias convocatorias ha declarado: «??Hasta Mendoza han venido a tomar declaración al denunciante y a otros testigos, los miembros del Tribunal Eclesiástico de Buenos Aires para que ratifique y/o amplíe su denuncia»?.

En la órbita judicial, la causa penal contra los monjes Oscar Portillo (65) y Diego de Jesús Roqué (52), ahora detenidos en prisión domiciliaria, sigue adelante. Este martes, el denunciante, Nicolás Bustos Norton (27), volvió a declarar ante la fiscal del Valle de Uco, Eugenia Gómez. En la audiencia, la víctima ratificó sus declaraciones y brindó detalles de los supuestos abusos sexuales durante cuatro años, en los que dijo: «??se sintió manipulado y fue abusado por los sacerdotes»?.

El abogado de los curas, Eduardo De Oro, había dicho que se declararon inocentes. «??Manifiestan que la denuncia es totalmente falsa»?, dijo.

Sin embargo, Buston Noton ratificó que el monje Roqué lo pasaba a buscar por su casa, con la excusa de hablar acerca de cosas sobre el monasterio. «??En esos viajes intentó tocarme y hasta me quiso dar un beso»?. Y luego, describió los abusos por parte de Portillo, quien dirigía el monasterio. «??Me hablaba durante horas todos los días. Me decía que lo tenía que dejar entrar en mi corazón y que si no lo hacía no iba a poder sanar las partes de mi corazón que estaban podridas. Me empezó a decir que yo estaba enamorado de él y luego de eso hubo cuatro o cinco episodios de abusos sexuales»?, describió en una entrevista con el diario La Nación.

Después de la declaración del denunciante en sede judicial, Clarín accedió al resultado de una pericia del Equipo de Abordaje de Abuso Sexual del Poder Judicial que señala que el relato del joven es «??verosímil»?.

Los sacerdores seguirán con prisión preventiva domiciliaria, mientras la fiscal continúa con la investigación penal. Esta semana, la fiscal Gómez obtuvo una prórroga para continuar sumando pruebas al expediente penal.

En las próximas horas, se aguarda una respuesta formal del arzobispo a esta acusaciones. «??Responderá con fundamento jurídico que no fue intención dilatar la investigación canónica»?, dijo uno de sus voceros, en referencia a la carta que el 17 de agosto envió Colombo a la Signatura Apostólica para cambiar de jurisdicción el juicio eclesíastico. El argumento del arzobispo fue que quería evitar que se amplíe el «??clima hostil»? que ha provocado en Mendoza la denuncia de abusos sexuales a chicos y adolescentes sordos del instituto religioso Antonio Próvolo.

El caso del Cristo Orante estalló en diciembre de 2018, cuando los monjes fueron detenidos e imputados por abuso sexual, corrupción de menores y abuso sexual con acceso carnal por la denuncia de Bustos Norton, que convivió en el monasterio desde 2009. El joven contó que fue abusado entre los 17 y 24 años.

El monasterio del Cristo Orante está en Gualtallary, Tupungato. Era conocido como un atractivo turístico por su arquitectura y porque recibía a peregrinos que se acercan a rezar.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: