Buscanos en las redes

Sociedad

Vivir en un barrio estresante aumenta el riesgo de envejecer más rápido

Publicado

el

Comparte esta nota

Vivir en un barrio estresante aumenta el riesgo de envejecer más rápido, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Glasgow, Reino Unido, y que fue publicado en la revista científica PLoS One.

Utilizando telómeros como marcador biológico, los expertos observaron que aquellas personas que vivían en zonas donde se solían producir agresiones, robos y vandalismo los telómeros de la población (parte del ADN que refleja la edad biológica) eran más cortos, especialmente entre las mujeres.

Los problemas reportados en el entorno de las personas también incluyeron a la suciedad, los olores, la presencia de humo y los disturbios de niños o jóvenes.

Los investigadores estudiaron las percepciones del vecindario medidas durante un período de 13 años y demostraron que la acumulación de factores de estrés en el vecindario a lo largo del tiempo y las condiciones contemporáneas afectan el alcance de los telómeros.

Además, la longitud más corta de los telómeros existió incluso después de que el análisis hubiera tenido en cuenta otros factores que están asociados con la longitud de los telómeros, como la edad, el sexo, la clase social, el tabaquismo, la dieta, el peso, depresión o el estado físico.

«Nuestra investigación demostró que los vecindarios crónicos y estresantes están asociados a una aceleración de la enfermedad», dijo la profesora Anne Ellaway, de la Universidad de Glasgow.

Los investigadores encontraron una relación más fuerte entre las percepciones del vecindario y la longitud de los telómeros para las mujeres en comparación con los hombres. Estudios anteriores no habían explorado las diferencias de sexo o se habían centrado en un solo sexo.

«El efecto fue más marcado en las mujeres. Creemos que esto puede deberse a que las mujeres pasan más tiempo en el vecindario o porque el proceso y los entornos estresantes suelen afectar de manera diferente a las mujeres», dijo Ellaway. Agregó que es posible que hombres y mujeres procesen ambientes estresantes de manera diferente, por lo que pueden conducir a distintas respuestas fisiológicas.

Sin embargo, la noticia positiva es que los barrios son potencialmente modificables. Por lo tanto, a juicio de los expertos, los esfuerzos futuros dirigidos a mejorar los entornos locales desfavorecidos pueden ser útiles para disminuir los efectos en las personas.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: