Buscanos en las redes

Sociedad

El primer pañuelazo por la legalización del aborto reunió a miles de mujeres en el Congreso y tuvo un fuerte eco en el interior del país

Publicado

el

Comparte esta nota

Nina Brugo se agacha todo lo que puede sobre el escenario instalado en el borde de la Plaza de los Dos Cogresos más cercano al Palacio Legislativo. Tiene 75 años y el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito colgado del cuello: es una de las referentes históricas de esa organización. Alrededor del escenario, unas tres mil personas -la mayoría mujeres, la mayoría adolescentes y jóvenes-, se agachan también. Desde el suelo, en voz baja, empiezan a cantar: «Se va a caer / que sea ley». Alejan el cuerpo del piso a la vez que suben el volumen y suben, también, sus pañuelos verdes por encima de sus cabezas.

Este martes, en distintas localidades de todo el país, se llevó a cabo el primer «pañuelazo» en favor de la legalización del aborto en lo que va de 2019. La fecha no es casual: hace exactamente un año tuvo lugar el primer «pañuelazo» verde de 2018. Pocos días después, en medio de esa presión social, el Poder Ejecutivo Nacional anunció que impulsaría el debate de la legalización del aborto en el Congreso. Algunos meses más tarde, en un plenario ante senadores y tras la media sanción que la Cámara Baja otorgó a esa legalización, el entonces ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, estimaría en que hay unos 354.000 abortos clandestinos al año en Argentina.

«Aborto legal = Estado femicida», decía esta tarde uno de los varios carteles colgados de las rejas del Congreso. En otra cartulina, los nombres de varios de los senadores que votaron en contra de la legalización del aborto. Y sobre la vereda, a la venta por 50 pesos, no sólo los pañuelos verdes que identifican la lucha por la legalización del aborto y los naranjas que exigen la separación de la Iglesia y el Estado, sino también unos violetas que dicen «Mirá cómo nos ponemos», la frase que se viralizó luego de que la actriz Thelma Fardin denunciara pública y judicialmente a Juan Darthés por abusarla sexualmente cuando ella era menor de edad.

«No nos importa si nos dicen que conviene o no conviene volver a presentar el proyecto de legalización del aborto porque este es un año electoral: lo vamos a presentar porque abortar de manera segura es nuestro derecho y no vamos a renunciar», dijo una de las oradoras sobre el escenario. Otra, que pidió a las manifestantes que sostuvieran su pañuelo verde levantado, fue la que guió a quienes estaban allí en una intervención artística: «Nosotras, nosotres», gritó. La multitud respondió: «¡Abortamos!».

«Solo con el empuje de esta gran marea verde vamos a lograr que esta sociedad cambie: no va a haber revolución si ustedes no la hacen», dijo Brugo al micrófono. Le respondieron con un grito: «¡Aborto legal en el hospital!». Saltaron las manifestantes y las referentes históricas, como la mañana en que la Cámara de Diputados votaron a favor de la legalización. Como cada vez que hay un «pañuelazo»: los de este año acaban de empezar, y entre quienes exigen el derecho al aborto seguro, tienen previsto que se multipliquen durante todo 2019, en todo el país.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: