Buscanos en las redes

Sociedad

Asesino de la empresaria mendocina: Quién es el principal acusado

Publicado

el

Comparte esta nota

El principal acusado del asesinato de la empresaria mendocina Ivana Milio (46) se entregó en la noche del lunes. Julio Abel Mendoza (32) es la última persona con la que estuvo la mujer antes de morir a golpes. El acusado estuvo prófugo algunas horas, en las que los investigadores llegaron a creer que había intentado huir hacia San Luis. Hasta que entrada la noche de ayer se presentó en la Comisaría 12° de General San Martín acompañado por un abogado.

«??Todo indica que estamos frente a un femicidio. Hay desorden en la casa como si hubiera habido una pelea y manchas de sangre en distintas habitaciones. El cuerpo de la mujer presentaba múltiples golpes con fractura en el maxilar, el hundimiento de la nariz y una herida plana en la base del cráneo»?, describió el fiscal Oscar Sívori, uno de los primeros en acceder a la vivienda de la empresaria.

El acusado trabaja en una empresa metalúrgica en Palmira, pero nadie lo había visto desde la tarde del crimen. Según contaron testigos de la causa, Mendoza tiene una hija de una relación anterior. Con Milio llevaban más de un año juntos. El es 14 años menor que ella. Estuvieron peleados un tiempo pero decidieron retomar la relación y desde hacía cuatro meses convivían en la casa de ella, en el centro de San Martín, donde fue asesinada.

Los amigos de la mujer describen al hombre como una persona violenta: «??Era bastante complicado. Tenía comportamientos agresivos con otros vecinos, circulaba a alta velocidad por las calles del barrio y había buscado pelea con aquel que le cuestionara algo por su accionar en la calle»?, contó el fiscal. Y confirmó la versión de una vecina respecto a que el acusado fue descubierto, en varias oportunidades, vigilando a la mujer desde una acequia en frente de la casa, aparentemente por celos»?. Sin embargo, la Justicia provincial confirmó que no había denuncia previa contra el sospechoso por violencia de género ni tenía antecedentes penales.

La empresaria Milio era dueña de una funeraria en la comuna de San Martín, madre de tres hijos (dos de ellos adolescentes) y estaba separada. Su primer marido y padre de sus hijos, le había advertido que «??tuviera cuidado con ese tipo»?, en referencia a Mendoza, según los testigos que han declarado en la causa.

El agresor escapó con el auto de la mujer, modelo Ford Focus de color gris, y lo dejó abandonado en el cruce de la calle Guajardo y ruta 50, en el límite con el municipio de Santa Rosa. «??En la cercanía de ese lugar vive la ex mujer de Mendoza. Pero confirmamos que ella no se encontraba allí porque estaba en su trabajo, en la guardia del hospital Rawson en San Juan»?, comentó el fiscal.

Durante todo el día, los investigadores buscaron al presunto femicida con las cámaras de seguridad de Desaguadero y los posibles accesos que pudo haber tomado para su escape desde la ciudad mendocina de San Martín. Finalmente el acusado se presentó en la comisaría.

La hija de la mujer, una nena de 12 años, fue quien encontró el cuerpo de la empresaria con visibles golpes y mucha sangre alrededor en una habitación de su casa en el barrio Solares del Centro.

La mujer y su hermano Cristian eran propietarios de la principal empresa funeraria de la comuna de la Zona Este mendocina. Su padre Salvador Turo Milio, ya fallecido, fue parte de la generación que dio expansión a la empresa familiar con 80 años de actividad. «Es terrible lo que pasó, no teníamos demasiado contacto con la pareja de mi hermana. Creíamos que estaban bien», dijo Cristian, hermano de la víctima.

De acuerdo con el relato de los investigadores, el crimen fue descubierto el domingo por la noche, pasadas las 20, cuando la hija de la mujer regresó a su casa después de jugar en casa de unos amigos. Como su madre no respondía al llamado en la puerta, la nena trepó una pared medianera y accedió por un patio. Al ingresar a la casa, en la habitación principal, encontró a su madre muerta en medio de un charco de sangre.

El cuerpo de Milio tenía visibles golpes en la cara. «??La víctima tenía una herida plana en la cara y como encontramos un televisor desprendido de la pared, no descarto que le puede haber pegado con ese aparato en la cara»?, dijo el fiscal Sívori.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: