Buscanos en las redes

Sociedad

Pidieron penas de hasta 12 años para la «Banda de Trayán»

Publicado

el

Comparte esta nota

El juicio que se lleva adelante contra la llamada «Banda Trayán» entró en la recta final con el comienzo de los alegatos. Ayer por la mañana, el Fiscal Pablo Camuña pidió hasta 12 años de prisión para los integrantes de la organización, acusada de elaborar y comerciar estupefacientes en varias provincias del país. La banda cayó en el año 2016, tras una serie de allanamientos realizados en Tucumán.

La investigación se originó en Santa Fe y Santiago del Estero, donde las pruebas fueron acopiadas en la acusación que tuvo lugar en el Juzgado Federal de Tucumán. El integrante más llamativo de esta organización es César Trayán, que al momento de los allanamientos se desempañaba como empleado legislativo bajo las órdenes del legislador Santiago ‘Cacho’ Cano. El parlamentario aseguró que no tenía conocimiento de las actividades ilícitas que supuestamente realizaba Trayán.

Se cree que los integrantes de la banda tenían contactos en el exterior que les facilitaban el ingreso de la droga desde Bolivia y Paraguay. Pero, además, durante los allanamientos se encontraron precursores químicos, que podrían haberse utilizado para la producción de estupefacientes.

El fiscal Camuña pidió una pena de 12 años para Ricardo Gustavo García, acusado de ser el líder de la banda, además de una multa de 25 mil pesos. Se cree que García era quien organizaba el transporte y la comercialización de la droga. Además, se lo acusa de tenencia de materia prima para la producción de sustancias.

Para Juan Carlos Straatman se pidió 11 años de cárcel más una multa de 20 mil pesos por considerarlo responsable de la venta de sustancias. Todos estos delitos están agravados por la intervención de tres o más personas organizadas para cometer los ilícitos.

En tercer término, la fiscalía pidió nueve años de prisión más una multa de 17 mil pesos para Walter Adolfo García, mientras que para Trayán ocho años y nueve meses de prisión y una multa de 16 mil pesos.

Además, solicitaron que se condene a Jorge Andrés Saucedo a ocho años de prisión y a Daniel Eduardo García a siete años y seis meses. Todos por el delito de comercialización de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas organizadas.

De acuerdo a la hipótesis de la fiscalía, por debajo de Ricardo García se encontraba su hermano Walter, de quien se sospechaba que en complicidad con Trayán planeaba independizarse de la banda cuando comenzaron las escuchas telefónicas. El fiscal Camuña resaltó que gran parte de la carga probatoria está en estas pinchaduras de teléfonos que la policía realizó durante el lapso de un año. Por otro lado, aseguró que pese a haber indagado no encontró indicios que hagan presumir una relación entre el negocio del narcotráfico y la política.

A Straatman se lo acusa de ser uno de los proveedores de la organización. Se estima que en las próximas jornadas se escucharán los alegatos de las defensas y luego el tribunal pasará a deliberar para emitir una sentencia. En términos generales, los defensores aseguran que varios de los miembros de la presunta banda no se conocían entre sí. A su vez, aseguraron que los precursores químicos se utilizaban para trabajos de fertilización de suelo y que de ningún modo comercializaban estupefacientes.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: