Buscanos en las redes

Sociedad

Paso a paso: qué se debe hacer cuando desaparece una persona

Publicado

el

Comparte esta nota

Nadie está preparado para saber cómo actuar cuando un ser querido desaparece sin  dejar rastros. Por eso es necesario conocer tanto nuestros derechos como las obligaciones del Estado ante una situación de estas características. Lo ideal, siempre, es realizar la denuncia en una sede judicial. Sin embargo, en los casos en que las personas que necesitan denunciar una desaparición viven en el interior o alejados de un centro judicial se recomienda dirigirse a la comisaría más cercana. En estos casos, la policía está obligada a tomar la denuncia y, para tener en cuenta. Es necesario saber que  es falso el dato de que se debe esperar 48 o 72 horas para que la denuncia sea tomada. La policía debe tomar la denuncia de forma inmediata, sin importar que el desaparecido sea mayor o menor de edad.

 

Se debe concurrir a la sede judicial o a la comisaría con la foto de la persona que se busca. Una vez realizada la denuncia, es muy importante leerla antes de firmarla y exigir una copia. Si la persona denunciante no sabe leer, debe pedirle al policía que le lea el escrito. Además, se debe pedir a la policía que en ese mismo momento informe el hecho a la Fiscalía de turno. A su vez, la policía tiene la obligación de comunicarnos quién será el fiscal que intervendrá en la causa.

Si en la comisaría se niegan a tomar la denuncia bajo argumento de cualquier índole, se debe denunciar a los policías que se rehusaron, comunicándose al teléfono del Ministerio de Seguridad de la Nación (0800 555 5065).

Se haya radicado la denuncia o no en una comisaría, es conveniente siempre asistir a la Fiscalía de turno, en Avenida Sarmiento 431. Si es de noche o no es horario de atención al público, se debe golpear el portón negro de la guardia, que está al lado del ingreso a Tribunales. Una vez que nos atendieron y tomaron la denuncia, se debe procurar que la carátula de la causa sea «medida de protección», y evitar que se caratule como «fuga de hogar» o «averiguación de paradero».

Colaboración ciudadana

La comunidad también puede ayudar a la familia que no sabe dónde está su ser querido. Lo ideal es colaborar en la búsqueda a través de los medios tecnológicos de los que se disponga; principalmente, redes sociales.

Es muy importante difundir sólo la información que envía la familia, no elaborar hipótesis propias ni difundir falsas apariciones, tampoco publicar datos que provengan de terceros ajenos a la familia de la persona desaparecida.

¿Qué Hacer luego de la aparición de la persona?

La mayoría de las personas desaparecidas abandonó sus casas de forma voluntaria. Se estima que entre el 80 y el 85 % se fue por sus propios medios y, de una manera u otra, se reencuentra con su familia. Es importante que la comunidad sepa cómo actuar ante los casos de aparición de una persona.

En primer término, hay que informar a través de redes sociales que la persona apareció y en qué estado apareció. Además, anunciar que se borrará la foto de la búsqueda y pedir al resto de la comunidad que haya compartido la foto que también la elimine. Esto sirve para favorecer el reencuentro con la familia, restaurar la intimidad de la persona y fortalecer la revinculación con sus familiares y amigos.

Por otro lado, se debe evitar incomodar a la familia pidiendo detalles o explicaciones sobre dónde estuvo la persona desaparecida y los motivos de su alejamiento. Lo recomendable es respetar la intimidad de la familia que atraviesa un momento crítico.

Finalmente, y muy importante, evitar juzgar a la persona que estuvo desaparecida ni elaborar apreciaciones personales sin ningún tipo de fundamentos. Todas las acciones de la comunidad deben apuntar a restaurar la intimidad de esa persona y respetar el reencuentro con su familia.

Aunque la mayoría de las personas que falta de su hogar aparece al poco tiempo, muchos casos no terminan de la mejor manera. Por eso, es importante tomar cada desaparición con seriedad y movilizar todos los recursos para hallarla.

Estas son las personas que actualmente se encuentran desaparecidas en Tucumán:

Rodrigo Álvarez: 2018

Rodrigo Ibarra: 2018

Daiana Garnica: 2017

Milagros Avellaneda y su bebé Benicio: 2016

Gabriela Moreno: 2015

Mariana González: 2014

Franco Núñez: 2014

Betty Argañaraz: 2006

Marita Verón: 2002

Duilio Fernández: 1996

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: