Buscanos en las redes

Sociedad

«A Priscila la torturaron y la mataron lentamente», dijo el abogado de la familia

Publicado

el

Comparte esta nota

Estuvo cautiva, atada y fue golpeada durante su secuestro, que duró -al menos- seis días. Si algún dolor puede sumarse al de la violenta muerte de Priscila Paz fueron sus últimas horas de vida. Sufrió, fue torturada y murió de manera lenta.

Así lo aseguró el abogado de la familia Paz, Javier Lobo Aragón, sobre la base de un informe preliminar realizado tras la autopsia que el martes se realizó en el cuerpo de la joven de 27 años, hallado horas antes en un cañaveral en San Pablo. Los resultados definitivos todavía no llegaron.

Sin embargo, las primeras pericias dieron cuenta de que fue severamente golpeada en vida, porque el cuerpo presentaba muchos hematomas. Además, tenía marcas en las muñecas, que indican que estuvo atada. Ayer, indicó Lobo Aragón, Se realizaban medidas sobre un domicilio que podría ser en el que los asesinos mantuvieron cautiva a la joven. Se realizarán pruebas de luminol, aseguró, para buscar rastros de sangre.

Priscila murió seis, siete u ocho días después de ser secuestrada el 22 de julio, cuando volvía de su trabajo en El Manantial hacia su casa en San Pablo. Sin embargo, la data de la muerte debe ser corroborada con más estudios forenses que se realizarán en Salta. También resta determinar si sufrió abusos sexuales.

La principal hipótesis, siempre según el abogado de la familia, es la de un robo. Detalló que cuatro personas (un padre, su hijo y dos hombres más), salieron a robar en la zona esa madrugada, cuando Priscila habia terminado de trabajar, a las 7 del domingo. La asaltaron y, de acuerdo a esta teoría, ella habría reconocido a sus agresores, que resolvieron privarla de la libertad para evitar la denuncia. Luego, aseguró Lobo Aragón, la mantuvieron cautiva y finalmente la mataron e hicieron «aparecer» el cuerpo para evitar la presión que sufrían, fruto de las detenciones, los allanamientos, los rastrillajes, los cortes del ruta que realizaban los vecinos y la insistencia mediática.

Además de los cuatro presuntos partícipes del hecho, están detenidas cinco personas más, acusadas de formar parte del hecho a través del encubrimiento.

Anoche se supo que una persona declaró ante la fiscal María del Carmen Reuter contando que el martes 31 de julio -el día en que apareció el cuerpo- vio a una camionetatipo Hilux o Amarok en la ruta 311 hacerle juego de luces a un colectivo que venía en sentido contrario y girar hacia la izquierda, cerca de las 6 de la mañana. Se internó, según el testigo, en el cañaveral donde cuatro horas más tarde sería encontrado el cuerpo. Llegó hasta el final de la plantación, dio vuelta en «U» y llegó al sitio preciso del posterior hallazgo.

En tanto, la comunidad de San Pablo se acercó en masa ayer por la tarde a la casa de Priscila, donde se velaban sus restos. En un clima de silencio y dolor, acompañaron a la familia. Tantas personas fueron que desbordaron la casa, el jardín y se terminaron ubicando en la calle. La caravana se agrandó cuando el féretro fue llevado desde la vivienda hacia el cañaveral donde fue encontrada. Allí, entre llantos, los vecinos le brindaron un fuerte aplauso y elevaron su voz gritando «justicia». Más tarde, el cortejo fúnebre, integrado por gente a pie, en motos, autos y varios colectivos, se dirigió al centro de San Pablo y, finalmente, al cementerio.

«El círculo está prácticamente cerrado, sabemos lo que le pasó a Priscila. Ahora tenemos que lograr que se haga justicia», resumió Lobo Aragón.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: