Buscanos en las redes

Sociedad

El ex abogado de Sánchez renunció por incompatibilidad moral: «??quería que le imprima una tónica que yo no comparto»?

Publicado

el

Comparte esta nota

Por Mariana Romero

 

El juicio por la muerte y posterior encubrimiento del crimen de Paulina Lebbos volvió a ser suspendido este martes, luego de que el ahora ex abogado del imputado Hugo Sánchez, José Luis Chabán, renunciara a defenderlo por «??incompatibilidad moral»?.

El letrado presentó, minutos antes del reinicio de las audiencias (estaban suspendidas por la feria judicial), su renuncia indeclinable a la defensa del ex jefe de Policía, alegando que habían «??surgido divergencias de criterios insalvables que me han ocasionado incompatibilidad moral con la persona de mi pupilo»?. Minutos después, Sánchez presento un escrito designando como nuevos abogados a Alejandro Biagosch y Marcelo Jiménez Santillán.

 

El trámite, que parecía sencillo, terminó complicando
el desarrollo del juicio y generó una advertencia
contra el imputado bajo la sospecha de haber
procedido con mala fe.

 

Sánchez pidió que el juicio se suspenda para que sus nuevos abogados se interioricen de la causa. Sin embargo, el abogado saliente reveló que él le entregó toda la documentación hace, al menos, 20 días, tiempo suficiente para esa tarea.

Alejandro Biagosch pide que las audiencias se suspendan por 48 o 72 horas

 

«??Incompatibilidad moral«?

Pese a la gravedad de los argumentos que esgrimió Chabán en su renuncia, Sánchez dijo al Tribunal que el abogado abandonaba la defensa porque tenía compromisos laborales que le quitaban tiempo. Sin embargo, el letrado dio otros argumentos ante la prensa.

Explicó que la «??incompatibilidad moral»? que esgrime hace referencia a la dinámica de la defensa. «???l entiende que debe ser una cosa. Y hay otras personas que a él lo acompañan que entienden que debe ser de una forma»?, comenzó detallando. Ante la consulta sobre si Sánchez le pidió algo con lo que él no estaba de acuerdo, respondió: «??claro, casualmente, él quiere que yo imprima una tónica diferente que yo no la comparto»?.

Chabán explicó que las diferencias con su ex defendido fueron surgiendo en los últimos tiempos. «??Yo tengo 35 años andando en esta gestión y entiendo que no tengo por qué cambiar la forma operativa»?, resaltó. «???l quería que yo personalice mucho más, pretendía que yo por las tardes me constituya en su lugar de detención para seguir indagando y lo he podido hacer en algunas oportunidades, pero no en todas. Creo que esa es una de las faltas»?, señaló.

Agregó que Sánchez le dijo que no iba a ser más su abogado el sábado pasado, hace 11 días y que no habló con los nuevos abogados y que se limitó a saludarlos cuando llegó a la audiencia.

La última jugada de Chabán

La primera encrucijada surgió porque el Código Procesal Penal establece que, ante el abandono de la defensa, se debería designar un defensor oficial al imputado, en vista de que es la segunda vez que cambia de letrados. Sánchez declinó esta proposición.

 

El primer abogado de Sánchez fue apartado del
juicio por haber enviado un mensaje presuntamente
amenazante a uno de los testigos

 

La nueva defensa, de inmediato, pidió que se suspendan las audiencias por 48 o 72 horas para que ponerse al tanto de la causa. El Tribunal deliberó más de una hora y resolvió por mayoría (con la disidencia de Rafael Macoritto), hacer lugar a la suspensión hasta el lunes. Entonces, comenzó otra polémica.

Hugo Sánchez

Como Sánchez está detenido en la Policía Federal, el Tribunal resolvió dar acceso sin límite de horarios a los nuevos abogados para que lo visiten y preparen la defensa, junto al saliente Chabán, a quien le encomendaron colaborar con el nuevo plantel. Además, ordenaron al letrado renunciante que inmediatamente entregue a los nuevos abogados todo el material que tenía sobre el juicio.

Fue entonces cuando la situación de Sánchez se complicó: su ex abogado, que presenció la audiencia en el sector del público, pidió el micrófono y dijo que ya lo había hecho, hace tres semanas.

Chabán no quiso siquiera hablar con su
ex defendido cuando el Tribunal le propuso
que se pusieran de acuerdo para terminar
con el testigo que debía seguir declarando.

 

«??Yo, al menos una semana o diez días antes de la feria, a pedido del señor Sánchez, devolví toda la parte que el Tribunal me ha dado en grabaciones y todas esas cosas. Yo ya no tengo nada, absolutamente nada»?, dijo, ante la sorpresa de los jueces.

 

Sospechas de mala fe 

Emilio Mrad, abogado querellante en representación de Alberto Lebbos, pidió entonces un llamado de atención contra Sánchez y sus nuevos letrados. «??Hay una mala fe procesal. Han venido a paralizar esta audiencia y esto estaba resuelto con anterioridad a la feria judicial»?, reclamo Mrad. «??El doctor Chabán entregó todo con el tiempo necesario para que los nuevos abogados puedan ejercer debidamente la defensa»?, agregó.

El Tribunal resolvió por unanimidad formular una advertencia contra Sánchez para que la situación no se repita. Consideró que, si bien no estaba probada la fecha de contratación de los nuevos abogados, sí quedaban «??serias dudas sobre la probidad y la lealtad procesal con las que están ocurriendo estos hechos»?.

Los jueces Macoritto, Dante Ibáñez (presidente) y Carlos Caramuti expresaron su preocupación por las dilaciones que está sufriendo el juicio. Remarcaron que todavía resta determinar cómo afectará al desarrollo del proceso la negativa de la Corte Suprema a permitir que el personal se tome las vacaciones adeudadas el año que viene. Remarcaron que no permitirán nuevas suspensiones ocasionadas por desacuerdos entre alguno de los imputados con sus abogados.  «??Quiero dejar en claro que, de aquí en más, cuando el defensor renuncie por cualquier motivo este vocal no va a aceptar la renuncia. Porque este juicio tiene que terminar»?, anuncio Ibáñez.

Las audiencias comenzarán nuevamente el lunes. Se prevé que, en esa oportunidad, se pedirán medidas de prueba que involucran al testigo Guillermo Arturo Polli, ex chofer de Sánchez, que declaró que la noche del crimen llevó al imputado a una fiesta en Raco. Lebbos siempre sostuvo que, en lugar de una fiesta, el ex jefe de Policía se reunió con otros acusados para planear el encubrimiento del homicidio. Los libros de registro vehicular y el testimonio de otro policía contradicen a Polli, además de su propia declaración, en la que quedó en evidencia que no conoce Raco. Pesa sobre él un pedido de detención por falso testimonio.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: