Buscanos en las redes

General

La desaparición de los Jiménez en El Cadillal podría estar vinculada a un femicidio

Publicado

el

Comparte esta nota

La causa por la búsqueda de Martín Jiménez de 47 años y su hijo Facundo de 19, quienes fueron encontrados sin vida durante la última semana en El Cadillal, dió un giro inesperado. El Fiscal Washington Navarro Dávila recibió el informa de la autopsia realizada sobre los cuerpos. Los datos que arroja el informa autópsico pueden encaminar la causa hacia un nuevo rumbo: el de un posible doble homicidio.

Martín y Facundo eran esposo e hijo, respectivamente, de Aida Correa, la mujer asesinada en febrero de 2012 luego de ser golpeada, abusada sexualmente y quemada en vida. En el juicio, llevado a cabo en 2015, Horacio Ángel Marelli y Aldo Rubén Rodríguez fueron encontrados culpables y el tribunal los condenó a prisión perpetua por por abuso sexual y homicidio agravado por alevosía y criminis causa.

La Causa

El 6 de febrero de 2012, Aida Correa salió de su casa y se dirigió al local bailable donde trabajaba, en la zona de El Cadillal. Según consta en el texto de la sentencia de 2015, Horacio Marelli y Aldo Rubén Rodríguez fueron hasta allí a buscarla y la trasladaron a un lugar donde abusaron de ella, la torturaron, intentaron quemar su cuerpo y finalmente la asfixiaron, provocándole la muerte.

En aquel juicio, el testimonio de Martín Jiménez fue clave para que el tribunal resuelva por unanimidad la sentencia de los imputados. Durante de su declaración, Jiménez había manifestado que se ex esposa Correa, con quién mantenía una buena relación, le había confesado en una oportunidad que sufría violencia de género por parte de Horacio Marelli.

Luego de la sentencia a los femicidas, dictada en septiembre de 2015 tras un breve juicio,  los cuatro hijos de Correa quedaron bajo la custodia de Martín Jiménez. Luego del proceso judicial del 2015, Jiménez y una hermana de Correa habían denunciado recibían amenazas por parte de los asesinos de Aida, a quienes calificaron como «gente peligrosa» de la zona de El Cadillal. De hecho, fuentes cercanas a la familia de Correa denunciaron que Marelli y Rodríguez se comunicaban vía telefónica desde la cárcel con sus «secuaces», incluso hasta un tiempo antes de la desaparición de los Jiménez.

Atando cabos sueltos

Ahora se sospecha que los Jiménez podrían haber recibido amenazados vinculadas a los femicidas de la mujer. El elemento determinante del informe autópsico que provocó este giro inesperado en la investigación es que Martín Jiménez, cuyo cuerpo fue hallado sin vida el pasado domingo, no permaneció sumergido en el agua durante el tiempo que estuvo desaparecido, por lo que se sospecha que estuvo todo el tiempo en la orilla. El fiscal Washington Navarro Dávila será el encargado de determinar si los Jiménez sufrieron un accidente, como se pensó durante dos semanas, o en realidad fueron víctimas de un doble homicidio que podría estar vinculado al femicidio de Aida Correa.

Copyright © 2021 - Quediario.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: